Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

Ivan Gas, el ingeniero que dejó su empleo para ser cantautor

El músico de Tarragona ha publicado su primer disco, ‘L’Espurna’, donde refleja su transformación vital a través de las canciones

| Actualizado a 08 junio 2022 20:12
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Después de quince años trabajando como ingeniero de edificios, Ivan Gas dijo basta, dejó su empleo y se lo jugó todo a la carta de la música. «Hubo un momento en el que enfermé y vi muy claro que el motivo de la enfermedad era el trabajo, por lo que poco a poco fui quitándome carga laboral y retomé mis estudios de música», asegura el tarraconense. Esa transformación vital le convirtió en cantautor. «Ahora mismo es la palabra que mejor me define, aunque a veces la palabras limitan demasiado. También me encanta interpretar, desarrollar una idea para un videoclip...».

El fruto de este proceso acaba de salir a la luz, con la publicación de su primer disco, L’Espurna, en el que fusiona la sonoridad propia de una banda de rock con harmonías de jazz y ritmos y percusiones latinos. «El título refleja esa chispa interior que ha estado callada durante tiempo, tal vez por cuestiones sociales, económicas o morales. Mi transformación llegó al escuchar esa chispa y conllevó un cambio de vida y de profesión. Las letras de mis canciones hablan de este cambio», explica.

L’Espurna, grabado en Estudis Ground de Cornellà del Terri (Girona), es una obra heterogénea, en la que combina canciones escritas en el pasado con otra de reciente creación. También incluye un tema del compositor Mario Maeso y una versión en portugués de la brasileña Elis Regina. Es un álbum mayoritariamente en catalán que incluye letras en castellano, inglés y portugués.

Dedicarse de lleno a una profesión tan difícil e inestable como la música, le asusta, dice Ivan Gas, «o más bien me asustaba». «Recuerdo que tomar la decisión fue complicado, el miedo puede paralizar, pero me he dejado guiar, tenemos mucha ayuda espiritual que no debemos obviar, nuestra intuición... Mis canciones hablan también de esto», señala.

Como dice en Tinc un ànima, single del disco, tinc armaris, tinc bufandes i tinc enormes llençols, «frase que quiere simbolizar esa gran ayuda que tenemos cuando estamos en la senda correcta. Si estamos en la incorrecta se van poniendo algunos palos y piedras. En mi etapa de ingeniero lo notaba».

Ivan Gas no es un novato en la música. Estudió canto y piano en el conservatorio -en el Aula de Jazz de Liceu en Barcelona-, aunque siempre le gustó coger la guitarra de manera autodidacta. En el LP la toca en dos canciones, igual que los teclados. «Siempre he estado bastante ligado a la música. En la adolescencia cursé estudios básicos. Luego toqué en grupos de pop-rock como hobby y me involucré en el mudo del canto coral, pero siempre como ocio después del trabajo. Ahora estoy apostando por ello con más determinación», concluye el tarraconense.

Comentarios
Multimedia Diari