Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

Las ‘Formigues cooperatives’ de la escuela Campclar

Alumnos de este centro educativo de Tarragona explican a futuros maestros (estudiantes de magisterio de la URV) su iniciativa

| Actualizado a 24 enero 2023 17:55
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Posiblemente sí hay un futuro esperanzador. Gracias a los pequeños. Pero ellos tienen claro que pasa por compartir, por colaborar y por que todos tienen un papel en la sociedad.

Alumnos de tercero de primaria de la escuela Campclar de Tarragona se lo mostraron a los estudiantes de magisterio de la URV que un día serán profesores. Para saber enseñar desde la mente del que aprende. Pero hay que escucharles.

Los escolares explicaron a los futuros profesores la experiencia de ‘Formigues cooperatives’ que desarrollan en su colegio. «Llegaremos juntos y nadie se quedará en el camino porque somos un equipo y nuestro aula es como una familia», explicaron.

‘Formigues cooperatives’ plantea objetivos basados en valores y para los que todos los alumnos tienen su papel. Desde el alumno más artístico que ayuda a los demás, al buscador de palabras para encontrar la apropiada en cada momento... pero también el coordinador del grupo, el secretario que escribe el día a día de los proyectos, el dispensador de material, el controlador para mantener el ambiente de trabajo o el abogado que media para resolver situaciones y el portavoz.

Maneras de hacer

La iniciativa la impulsa la profesora de Didáctica de las Ciencias Sociales en la URV, Fabrícia Castro, y forma parte de su tesis doctoral. Es el tercer año del proyecto. «El objetivo es mostrar maneras de hacer que quizá algún día los profesores podrán aplicar en los centros a los que vayan a dar clases», explica la profesora.

En la iniciativa que se mostró en las aulas de la URV en Coma-ruga las ‘formigues’ se repartieron por grupos para que los futuros maestros expusiesen ideas desde cómo mejorar el medio ambiente a hábitos saludables de mejorar un barrio.

Las aportaciones quedaron recogidas tras un debate y a partir de ese momento hay que implicarse para llevarlas a cabo. «El trabajo en equipo es el elemento esencial de una estructura de aprendizaje cooperativo y siempre ha de ir acompañada de la responsabilidad individual de los miembros que forman parte», explica Fabrícia Castro.

Potencialidades

Cada alumno es una pieza fundamental. Porque cada uno tiene sus potencialidades que, además, son reconocidas y valoradas por el resto, lo que refuerza la autoestima y mejora el resultado académico.

Muchos alumnos descubren sus habilidades y las de los otros que, además, son revisadas por el grupo. El objetivo es preparar a los pequeños para una sociedad que requiere de competencias, pero también necesita de valores

La pequeña Aima lo resumía a la perfección: «explicamos las cosas que hacemos en el aula. Nos ayudamos los unos a los otros. Nadie se queda atrás. Formamos un equipo». Y preguntaba a los futuros profesores: «¿Cómo queréis que sea ese maestro?».

«Amable, tranquilo, inteligente, con un gran corazón...» recibieron por respuesta. «Confiamos en que seréis buenos maestros», retaron los escolares a los futuros maestros.

Comentarios
Multimedia Diari