Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

Las palabras, que salvan

Por primera vez en papel, Elísabet Benavent (@betacoqueta) comparte los mejores relatos publicados en su Instagram

| Actualizado a 06 diciembre 2022 17:38
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

El 2022 termina para Elísabet Benavent con un lanzamiento editorial que es también una novedad en su amplio repertorio literario. Y es que por primera vez en formato papel, Benavent da el salto a los relatos. Pequeños textos cortos que esconden muchos sentimientos y emociones.

Conocida y reconocida por sus exitosas novelas (desde la saga de Valeria, a la que Netflix dio vida en carne y hueso con una aplaudida serie, pasando Fuimos canciones, Mi isla, Toda la verdad de mis mentiras, El arte de engañar al karma, Un cuento perfecto o el último, publicado este mismo año en un lanzamiento previo al verano, Todas esas cosas que te diré mañana, son sólo algunos de los títulos de esta prolífica autora, muchos de ellos también han tenido su cabida en este pequeño espacio.

En una cuidada edición de tapa dura y acompañada de las deliciosas y particulares ilustraciones de la magnífica artista, de la que también hemos hablado en anteriores ocasiones, Laura Agustí (@lalauri), a grosso modo, Los abrazos lentos son una recopilación de textos publicados por Elísabet Benavent en su perfil de Instagram, @betacoqueta. «Desde 2017 vengo compartiendo textos, prosa poética, pedazos de historias que servirán en el futuro como puntos de partida, esbozos que no llevarán a ningún sitio, reflexiones y vida», cuenta Benavent.

Los abrazos lentos, escrito de una forma completamente libre y como saldría directamente del corazón, habla del amor, de feminismo, del amor y de enamorarse, de sentirse y hacer sentir a una mujer empoderada, de los miedos, de viajes, de recuerdos, de esas personas especiales que se clavan para siempre en nuestro corazón, de mamá, de un rato contigo, de intentarlo, de respirar, de abrazar a su ‘yo’ de juventud, de viajes, de romperse, de las veces que no se tienen ganas de nada, de nostalgias, sobre dejar de culparse, de imaginar lo que habría podido ser, de la ansiedad, de lo que puede significar un beso, de las inseguridades y cómo cambian al madurar, de qué tantas otras formas hay para decir ‘te quiero’ que con sólo las palabras... En distintos formas y formatos, estos relatos son en realidad pequeños retales de vida... de su vida.

Para esta autora, como para tantos otros, las palabras plasmadas sobre un papel acompañan, recogen, acunan, calman, ayudan, facilitan, reconfortan, da voz a todo lo que la boca a veces no es capaz de decir... salvan. Porque para Elísabet Benavent «las palabras son abrazos». Y nos regala sus abrazos a través de ese libro.

Cuenta ella misma en su prólogo «tengo un idilio con las palabras. Es una historia de amor larga, fiable, bonita y sana. Las palabras son, probablemente, lo más preciado que poseo, después del amor de mi gente. (...) Sin embargo, las palabras siempre me han salvado de morir ahogada en la piscina de lo que me faltaba. Porque escribiendo mastico lo que me pasa, porque escribiendo imagino realidades lejanas, porque escribiendo me analizo y me entiendo. Me mido, me abrazo, me calmo. Las palabras son, para mí, un salvavidas, un modo de vivir, un puñado de abrazos lentos». Touché, Elísabet.

$!Las palabras, que salvan

Los abrazos lentos

Autora: Elísabet Benavent

Editorial: Suma de letras

Páginas: 526

Comentarios
Multimedia Diari