Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

Olga Xirinacs; ‘En tiempos de vejez, te permites escribir algunas verdades’

La escritora tarraconense presenta ‘Cua de vaca’, un libro de textos breves con denuncia, ironía y humor

| Actualizado a 12 mayo 2022 21:11
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

¿Cree que se debe proteger el catalán en las escuelas?


No

86 años y 86 libros, el trayecto literario de Olga Xirinacs (Tarragona, 1936) resulta hasta conmovedor. La prestigiosa escritora presentó ayer su último hallazgo Cua de Vaca, un libro de historias breves que nace de su visión de la ciudad y en el que hay rasgos autobiográficos, de denuncia social, ironía e incluso humor.

«Cuando te pones a escribir un libro de estas características es como escribir un artículo en la prensa, tienes que adecuarte al espacio, así que también tengo experiencia en esto», comentó la protagonista, que expuso su obra en sociedad en el Teatre Tarragona, en un acto público celebrado ayer. Junto a la autora participó en el evento Agustina Sirgo, Doctora Especialista en Psicología Clínica, experta en Psicología Oncológica; Profesora asociada a la URV y presidenta de la Lliga Contra el Càncer de les Comarques de Tarragona i Terres de L’Ebre.

La escritora ha recibido recientemente el XXII Premi Jaume Fuster. La Associació d’Escriptors en Llengua Catalana, que otorga el reconocimiento, ha valorado a la artista por la «calidad de la obra, la importancia de la trayectoria y el compromiso». El día 15 de junio se hará la entrega física del premio en un acto en el Museo de Arte Moderno de Tarragona.

Olga Xirinacs ha dedicado algunos capítulos de este libro para ofrecer su visión de denuncia, sobre todo «porque las personas mayores que vamos ya con bastón no podemos acceder a algunos lugares de la ciudad, por ejemplo las murallas». También ha contado, desde su perspectiva crítica literaria, la realidad de premios como el Sant Jordi o Els Jocs Florals. «Era como una necesidad que tenía y creo que, en la vejez, te puedes permitir escribir algunas verdades que quizás, en esta situación. duelen menos».

Ninguna traducción

Después de 86 libros, Xirinacs lamenta que ninguno de ellos haya sido traducido en lengua extranjera. «Derribar fronteras no debería ser para recibir un premio, sino para que tradujeran tus obras. Después de todo este tiempo solo he podido traducir una al inglés y pagándomela yo a un módico precio. Las editoriales no han apostado», reflexiona. La tarraconense sí ha sido galardonada en ciudades como Munich o Laussane.

La autora asegura que todavía conserva intacta su capacidad creativa, a pesar de cumplir años. «Se trata un poco de trabajar el cerebro, las ganas de escribir permanecen, de hecho no dejo nunca de escribir». Su talento sigue intacto y Tarragona lo admira. «Me siento querida en mi ciudad», finaliza.

Comentarios
Multimedia Diari