Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

Raquel Moya Ruiz: «Los tatuajes ayudan a recordar y a cicatrizar momentos de la vida»

Licenciada en Psicología, como tatuadora se ha especializado en el estilo ‘fine line’, que destaca por ser minimalista y resalta que la tendencia, a día de hoy, son las palabras en los brazos

| Actualizado a 06 agosto 2022 12:08
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Temas:

Raquel Moya Ruiz (Reus, 1992) es licenciada en Piscología por la Universitat Rovira i Virgili (URV). Tras cursar un máster en Barcelona y buscar un empleo que satisficiera sus expectativas laborales, decidió dar un giro de 180 grados a su vida y adentrarse en el mundo de los tatuajes. Desde entonces han transcurrido dos años y Raquel Moya Ruiz -actualmente trabaja en el Loyal Tattoo Studio, en Reus- se ha especializado en el estilo fine line, que se caracteriza por ser minimalista y sutil.

¿Cómo y por qué empezó en el sector del tatuaje?

Siempre me ha llamado la atención el mundo de los tatuajes y siempre me ha gustado dibujar. Después, a causa de la pandemia decidí reinventarme y adentrarme en este mundillo con la ayuda de mi pareja.

¿Qué le llamó la atención?

Estudié Psicología y nunca me había planteado ser tatuadora, ni nada por el estilo. En cambio, desde siempre me ha llamado la atención y llevo tatuajes. Así, al terminar el máster de Psicología, y como no conseguía encontrar un trabajo que me motivara en relación con lo que había estudiado, empecé a trabajar con mi pareja como manager y me sentí muy cómoda. Después, cuando llegó la pandemia entre ambos pensamos que por qué no probar y empezar a tatuar.

El estilo en el que se siente cómoda es el ‘fine line’.

Surgió hace unos años. Me llamó la atención porque, además de ser un estilo que yo también llevaría, es muy minimalista y sutil, lo que hace que hasta el 99% de las personas podría llegar a llevar un tatuaje de este tipo. De hecho, acuden al local desde personas que nunca se han tatuado hasta otras más mayores, y que reconocen que serían capaces de hacerse un tatuaje porque siempre son diseños significativos.

¿Los diseños ‘fine line’ se hacen, principalmente, en zonas ocultas del cuerpo?

Mitad y mitad. Personas que no se han tatuado nunca prefieren hacerlo en zonas donde no se verán el diseño con demasiada frecuencia, como la zona trasera de los brazos por encima del codo, espalda, costillas, etc. Pero la tendencia, a día de hoy, son las palabras en los brazos.

¿Cuál fue el primer tatuaje que se hizo?

Como no me dejaron tatuarme antes, cuando cumplí 18 años me tatué dos flores en el hombro.

¿Es verdad lo que dicen de que cuando terminas de hacerte uno, ya piensas en el siguiente?

Totalmente. Incluso me han llegado a preguntar si la tinta tiene algún componente que crea adicción (risas). Lo que ocurre es que quien nunca se ha tatuado, para llegar a la cita se lo ha pensado mucho. Cuando la persona da este gran paso, ve el resultado en su piel, que no le ha dolido, piensa en cuál será el próximo. Casi siempre se empieza por un tatuaje significativo y a la larga es posible que el siguiente sea por una cuestión estética, es decir, porque te gusta un diseño. Por todo ello, normalmente, la gente repite.

¿Sobre qué aspectos los clientes tienen más dudas?

Antiguamente, los tatuadores preparaban los diseños en casa. Pero yo no trabajo así. Cuando una persona reserva una cita, el mismo día hago el diseño y luego la tatúo. Teniendo la persona delante cuando hago el diseño es más fácil compenetrarnos y saber lo que quiere. Aunque no ver el diseño con antelación les dé algo de miedo, al explicarles que lo haré con ellos y que cualquier cambio se hace al momento les suele tranquilizar. Otras preguntas frecuentes son si duele o en qué zona duele más.

Debe tener buen pulso.

Sí. Sería muy difícil hacer tatuajes si tuviera un problema con el pulso. Aparte, como todo en la vida, también es importante la práctica. Es verdad que en el estilo fine line no puedes cometer ni un solo error, porque es una sola línea, por lo que también es imprescindible la concentración.

¿Los hace del tirón?

Normalmente sí, pero dependerá de las líneas y de la zona en la que se haga el tatuaje. En este sentido, hay zonas en las que la piel es más tersa y puedes dibujar una línea recta muy rápido, y zonas más complicadas, como las costillas, en las que debes ir poco a poco.

¿Qué importancia tienen las redes sociales para dar a conocer su trabajo?

Son un escaparate y una potente herramienta. Además, son positivas tanto para nosotros como para los clientes, es decir, para poder compartir lo que hacemos, a la vez que las personas puedan conocer como es el local en el que se tatuarán. Años atrás, cuando acudías a un estudio, debías tener confianza plena. Ahora, puedes visitar las redes sociales de los tatuadores, ver cómo trabajan y decidir si su estilo tiene que ver contigo o no.

¿Quién es asiduo a los tatuajes, tiene un tatuador o tatuadora de cabecera?

Sí. Aunque es bonito probar diferentes estilos, siempre se tiene un tatuador de cabecera, lo que contribuye a tener confianza. Es como un psicólogo, para que la persona confíe y crea en ti, debes establecer un vínculo, y como tatuadora debo hacer lo mismo para que una persona decida volver.

Cómo psicóloga, ¿qué significado tiene un tatuaje?

Muchos. Suele pasar que mucha gente, durante la sesión, se pone a llorar por emoción porque el tatuaje es a causa de un fallecimiento, un aborto, algo que le une con su pareja, los nombres de los hijos... Suelen ser diseños muy potentes emocionalmente. El 80% de los tatuajes que hago son significativos.

¿Qué otras similitudes existen entre una tatuadora y una psicóloga?

Inconscientemente, aprendes a manejar diferentes situaciones. Por ejemplo, cuando una persona se echa a llorar, porque se ha emocionado, muchas veces te pide un abrazo. Por ello, debes saber reaccionar a estas circunstancias y controlarlas, porque tampoco es bueno que una persona se desmorone tatuándose.

¿Los tatuajes también ayudan a cicatrizar heridas?

Sí. Son una manera de tener un recuerdo en la piel y pasar página. La piel es como un diario, nos ayuda a recordar y a cicatrizar momentos de la vida.

Comentarios
Multimedia Diari