Una muestra en Barcelona acoge obras de Fortuny

‘Viaje a Oriente’, en el Museu Diocesà, muestra diez lienzos del pintor reusense

| Actualizado a 17 enero 2022 10:56
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

¿Cree que se debe proteger el catalán en las escuelas?


No

La muestra Viaje a Oriente, visitable hasta el próximo 22 de mayo, evoca en el Museu Diocesà de Barcelona la fascinación que el mundo oriental despertó entre los artistas españoles a partir de la experiencia del reusense Fortuny y de otros como Sorolla o Benlliure, así como de pintores de otros países, de finales del siglo XIX y principios del XX. El comisario de la exposición, Óscar Carrascosa, especialista en relaciones entre artes plásticas y literatura, afirma que esta exposición parte del hecho de que «la mirada occidental a Oriente es siempre una mirada al otro, usualmente vinculada a la fabulación».

Por esta razón, como dos caras de una misma moneda, al lado de la representación plástica y literaria de Oriente, se presenta la otra cara, la mirada aventurera del padre Bonaventura Ubach, «un aventurero al estilo Indiana Jones» que viajó y estudió en los territorios bíblicos de las riberas del Tigris y el Eufrates, y que documentó la experiencia en sus diarios y fotografías, también proyectadas en el recorrido.

La muestra comienza en una primera sala consagrada a Marià Fortuny, «máximo exponente de la pintura orientalista, interesado en transmitir mediante su pincelada vibrante la cultura y la religión de los lugares del norte de África que conoció de primera mano, sus habitantes y su arquitectura».

Entre las diez obras de Fortuny presentes en la exposición destacan los óleos Un marroquí, Moro en Tánger, Gitano, Paisaje, Atlas, así como las acuarelas El rezo del árabe y la titulada Fumador, junto con diversos dibujos como Zoco en Tánger.

Ante otro de esos dibujos, Vaso nazarita, un código de realidad aumentada permite al visitante observar en el móvil el original que Fortuny copió, el conocido Jarrón de las gacelas (siglo XIV), confrontado con otros jarrones medievales cuyos fragmentos fueron utilizados para rellenar las bóvedas góticas de la catedral de Barcelona.

Las obras de Fortuny se unen a dos óleos de Joaquín Sorolla, entre ellas una de sus mejores obras orientalistas, Árabe examinando una pistola, expuesta junto a Odalisca.

Comentarios
Multimedia Diari