Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Deportes FÚTBOL

Abdessamad, luchador incansable

Al joven reusense, una de las promesas del cross estatal, se le ha prohibido su participación en pruebas internacionales por su nacionalidad marroquí, pese a haberse ganado un lugar de manera deportiva

Iñaki Delaurens

Whatsapp
Imagen del corredor reusense durante un cross, su modalidad preferida. Foto: Cedida

Imagen del corredor reusense durante un cross, su modalidad preferida. Foto: Cedida

iñaki delaurens

Abdessamad es uno de esos chicos que nunca se rinden. Supera obstáculos y lucha por su sueño paso a paso, carrera a carrera. Promesa del cross estatal, su historia es una superación constante: desde dejar su Marruecos natal para adaptarse a la sociedad catalana, hasta iniciarse en el atletismo y recibir la negativa a participar en competiciones internacionales por no tener la nacionalidad española, pese a haberse ganado la participación con sus piernas.

Abdessamad Oukelfen (1998) llegó a Reus procedente del continente africano hace 11 años. Su padre, que ya llevaba un tiempo trabajando en la demarcación tarraconense junto a sus hermanos, se trajo al resto de su familia para encontrar un futuro mejor del que el destino les tenía guardado en África.

En sus primeros pasos en la capital del Baix Camp, Abdessamad, como muchos otros chicos, empezó a jugar a fútbol. Lo hizo en el Mas Pellicer, el equipo de su barrio. Pero un día, su camino deportivo decidió cambiar de sendero. Su hermano mayor Nasser ya corría en el Reus Ploms y un día el entrenador Barak le hizo una prueba. La cosa salió bien. Demasiado. Le vieron futuro machacando kilómetros.

Pero a Abdessamad no le gustaba correr. No se divertía tanto como en el fútbol –jugaba de centrocampista– y al principio no entrenaba mucho. «Hasta que no entiendes lo que es el atletismo no empiezas a divertirte de verdad», confiesa.

A partir de su segundo año como atleta se lo empezó a tomar más en serio. Se preparaba entre tres y cuatro días por semana y poco a poco fue progresando. Los dos últimos años ya ha seguido una disciplina más estricta y profesional.

Durante estos años ha pasado por el Ploms, el Esport Penedès de Vilafranca y en la actualidad está en el Atletisme Igualada. Ahora mismo alterna sus días de entreno en Reus, Vilafranca y Cambrils.

Su especialidad como corredor es el cross. Sobre la tierra, a través del campo y caminos sin pavimentar en contacto con la naturaleza es donde Abdessamad se encuentra más cómodo. Entre sus victorias en categoría junior destacan el Cross internacional del Juan Muguerza, en la localidad guipuzcoana de Elgoibar, el Cros Ciutat de Granollers, el Campionat de Catalunya de Cross, el Cross individual del Cto. de España de Clubs en Marina d’Or, la 5K de la Mitja Marató de Reus, la Sant Silvestre de Reus y los 3000 metros del Campionat de Catalunya en pista cubierta, prueba en la que bajó dos segundos la mejor marca a los 8,25. También hay que remarcar el subcampeonato de España en 5000 metros, tercero en el Cross de Atapuerca y tercero en el Cto. de España por selecciones con Catalunya.

Todos estos números espectaculares se quedan en poco más que eso para el comité internacional. Tras once años en España, Abdessamad ya ha pedido nacionalizarse. Pero es un trámite lento y aún no se ha completado. Al competir en pruebas españolas y tener la nacionalidad marroquí, se le ha prohibido participar en las modalidades junior del Europeo de Cross en Chia (Italia) y el Mundial de Cross en Uganda. Pruebas para las que se había ganado su billete deportivamente.

De orígenes humildes, el joven reusense es alumno en el Institut Roseta Mauri. En casa, donde ha recibido la influencia deportiva de su hermano Nasser, siempre le han apoyado en su actividad atlética pero sin descuidar los estudios. Por la falta de patrocinadores, no cuenta con las mismas facilidades que otros corredores ya sea a nivel de recuperación o de material.

En cualquier caso, Abdessamad seguirá corriendo, venciendo barreras y dejando su huella en el camino.

Temas

  • DEPORTES

Lea También