Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Abel Ruiz vale oro (España 3-2 Italia)

La perla de la cantera azulgrana se convirtió en el héroe español, anotando un hat-trick de película para proclamar campeón a España de forma épica cuando el partido se encaminaba a la prórroga

Alex Saltó

Whatsapp

El día en el que Sergi Gómez no apareció todo lo que nos tiene acostumbrado, Abel Ruiz se echó todavía más el equipo a las espaldas, convirtiéndose en un dolor de cabeza que no dejó de incordiar a la defensa de Italia. Remontó el partido prácticamente él solo, definiendo como un auténtico killer en dos ocasiones para remontar el partido. Antes de llegar a la prórroga, volvió a fusilar a Italia con un cabezazo certero que enloqueció el Municipal.

Las cosas se pondrían cuesta arriba para los intereses nacionales desde el principio, con un gol muy tempranero de Italia, antes de que ambos equipos se aclimatasen al partido.Fue en una jugada directa en la que Davide Merola atrajo la salida del portero Álvaro Fernández para alejarle de la portería, y servir en boca de gol el balón a Nicola Rauti, que solo tuvo que empujarla. El gol debilitó el conjunto de Luís de la Fuente, que se tuvo que poner el mono de trabajo para frenar el ímpetu azzurro, en ascendente efervescencia.

La reacción se hizo esperar, pero llego en cadena. Primero en el 17’, con una jugada por el flanco izquierdo, en el que Sergi Gómez pondría el balón en el corazón del área y José Alonso no lograría rematar limpiamente. Un minuto después, en una galopada del lateral Morey que acabó con un disparo raso que fregó el poste.

A estas dos ocasiones le siguieron unos minutos  que se rompería con una asistencia magnífica de Lara, Abel Ruiz, más vivo que la defensa transalpina, solo necesitó dos toques para igualar la contienda. Control orientado para superar al portero y remate a puerta vacía. Cinco goles ya en estos Juegos de la perla de la cantera del Barça. Podría haber culminado la remontada España antes del descanso si el travesaño hubiese decidido ayudar y no repeler el remate de Miranda desde dentro del área pequeña.

Abel Ruiz, quién sino, tenía que ser el que desequilibrara la balanza. Llegó de la enésima internada de Morey hacia el centro rompiendo líneas. Éste asistió en profundidad para el delantero azulgrana, que no perdonó e hizo subir el dos a uno en el 57’. Ya con el resultado a favor de España, las prisas y por consiguiente el dominio de la pelota, fue para Italia, que no encontraba la forma de crear ocasiones de peligro.

No iba a ser tan sencillo, sin embargo. Italia, en cualquier categoría y competición, siempre se guarda una bala en la recámara. La aprovechó en el minuto 87 para igualar el partido, a través de un cabezazo cruzado de Manolo Portanova.

El orgullo de la Rojita no sufriría  ningún impacto, que siguió luchando por lograr el gol antes de llegar a la prórroga. La valentía tuvo premio, y Abel Ruiz completó su hat-trick particular para finiquitar el partido. No hubo tiempo para más, y España se llevó el oro.

Comentarios

Lea También