Abraham se marcha al Racing Santander

El capitán rechaza la renovación del Nàstic y seguirá en Segunda

Jaume Aparicio

Whatsapp
Abraham, primer fichaje del Racing Santander para la temporada 2019-2020. Foto: Pere Ferré

Abraham, primer fichaje del Racing Santander para la temporada 2019-2020. Foto: Pere Ferré

El Nàstic se queda sin capitán. Todo apuntaba a que Abraham iba a seguir en el conjunto tarraconense. El capitán tenía una oferta de renovación sobre la mesa. Una propuesta que le convencía. Solo era cuestión de tiempo que se anunciara su continuidad. Hasta que ayer, el Racing Santander anunciaba el fichaje del lateral barcelonés para las dos próximas temporadas. 


Una noticia que cogió al club por sorpresa. No hacía ni 24 horas que Sergi Parés, director deportivo del Nàstic, aseguraba en el programa El contraatac de Onda Cero Tarragona, que la primera operación que querían anunciar era la renovación del lateral derecho. Cuando a primera hora de la tarde, la entidad tarraconense anunciaba la incorporación de Ferran Giner, primer fichaje de la temporada 2019-2020, fue indicativo de que algo con Abraham no estaba del todo hecho. Más bien todo lo contrario. El jugador estaba acabando de concretar su incorporación con el Racing de Santander para convertirse en el primer refuerzo del conjunto recien ascendido a Segunda División.

Una historia con final infeliz
Abraham negoció con el club grana antes incluso de finalizar la temporada. La entidad, con la aprobación de Sergi Parés, que andaba preparando el proyecto de la temporada 2019-2020 en las sombras, quería que el capitán siguiera comandando el vestuario en Segunda B. A sus 33 años, el lateral barcelonés se veía con ganas de bajar de categoría y aceptar el rol veterano en una división que ya compitió con 23 años en las filas del Sant Andreu. Pero esa firme decisión se empezó a tambalear ante la posibilidad de seguir en algún equipo de Segunda División que le garantizase un proyecto en el fútbol profesional y una cantidad económica más elevada que la que le ofrecen en Tarragona. 

Rebaja de caché
Para los futbolistas el descenso de categoría -especialmente si se abandona el fútbol profesional- es un contratiempo económico. En Segunda B no hay un mínimo profesional (de unos 60.000 euros en el caso de Segunda División) y los equipos acostumbran a invertir la mayor cantidad del presupuesto a posiciones claves como el medio del campo o la delantera. La propuesta del Racing era superior económicamente a la del Nàstic con lo que pese a su compromiso verbal con el presidente, se ha decantado definitivamente por la opción de seguir jugando en LaLiga.

Finaliza así la etapa del lateral de Granollers en el Nàstic. Ha durado dos temporadas en las que ha participado en un total de 64 partidos, 60 de ellos desde el once inicial. 

Abraham se convirtió en capitán del primer equipo grana en invierno, después de la salida de Manu Barreiro al Lugo. Seis meses duros y complicados de gestionar en los que siempre dio la cara. En el campo tuvo una primera vuelta de un rendimiento extraordinario, con mucha influencia en el juego de ataque del equipo. Pero, como el resto de sus compañeros, sus prestaciones fueron bajando.

Si Abraham abrió la puerta de salida, por la de entrada llegó Ferran Giner, primer fichaje de la etapa de Sergi Parés. El futbolista valenciano regresa a Tarragona, la que fue su casa durante durante cuatro temporadas (2013-2017) en las que consiguió el ascenso a Segunda. Giner, de 30 años, firma un contrato con el Nàstic para las dos próximas temporadas con una más opcional. 

Tras salir del club grana, el extremo izquierda se enroló en las filas del Mallorca, logrando también subir a Segunda División. Jugó 11 partidos en esa temporada antes de la grave lesión de ligamentos que le tuvo todo el curso en el dique seco. Esta pasada temporada comenzó en Son Moix, pero en el mercado de invierno se marchó al Ibiza, de Segunda B, disputando un total de 14 partidos (6 como titular).

Giner juega de extremo izquierdo aunque las circunstancias le han convertido en un futbolista polivalente capaz de adaptarse al carril zurdo como carrilero o lateral. Una posición, la de lateral, que podría ocupar ahora con la salida de Abraham. Incluso, por conocimiento de la casa, y experiencia en la categoría no sería descabellado que asumiera un rol importante dentro del vestuario.

De la plantilla del primer equipo que finalizó la temporada sólo cinco tienen contrato en vigor: Bernabé, Pol Valentín, Sadik, Djetei y Javi Márquez. De todos ellos solo el lateral gerundense tiene asegurada su continuidad. El club quiere al portero andaluz, con ofertas para salir. Eso sí, pasando por caja. Sadik rescindirá contrato y Javi Márquez tampoco parece que vaya a seguir. La entidad le gustaría que siguiera pero las diferencias económicas lo hacen poco viable. 

Temas

Comentarios

Lea También