Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Deportes FÚTBOL

Achille Emanà, al rescate del Nàstic

El camerunés, de 34 años, es el primer fichaje de invierno. Después de su fallida aventura japonesa vuelve al Nàstic para ayudar al equipo a salir del descenso

Jaume Aparicio López

Whatsapp
Achille Emaná celebra uno de los nueve goles que anotó con el Nàstic la temporada pasada. Foto: Pere Ferré

Achille Emaná celebra uno de los nueve goles que anotó con el Nàstic la temporada pasada. Foto: Pere Ferré

Achille Emaná vuelve al Nàstic. Su regreso era un capítulo escrito desde hace meses. Las señales llegaban por todos los lados. Comentarios en las redes sociales, fotografías en la Gala de LaLiga con la expedición grana y su presencia en el Nou Estadi, el día del Cádiz, daban a entender la voluntad del futbolista por volver a vestirse de grana. El Nàstic también quería recuperar a Achille después de que en verano las pretensiones económicas del futbolista superaran las posibilidades del club. Ahora todo ha cambiado. Emaná quería volver a Tarragona costara lo que costara. La reconciliación era cuestión de tiempo. Acordar las condiciones y firmar. Ayer el club anunció el acuerdo para su fichaje una vez se abra el mercado de invierno, el próximo 2 de enero. Emaná firmará por lo que queda de temporada más una opcional.

Han sido seis meses de separación difíciles para las dos partes. El equipo ha acusado su marcha. El liderazgo del camerunés se notaba en el campo. Hacía mejores algunos compañeros que sin él han caído en la mediocridad. Ninguno de los futbolistas fichados en verano ha asumido ese peso en el equipo y el grupo se ha resentido hasta firmar un inicio de campeonato decepcionante, con el equipo en la última plaza de la tabla.

En Japón, Emaná tampoco ha vivido la experiencia que esperaba. Se fue por el factor económico. La oferta del Tokushima Vortis era única. Nadie en Europa le ofrecía cantidades similares a las del club de Segunda división japonesa. En el Lejano Oriente, Achille, a sus 34 años, ha descubierto que los yenes no dan toda la felicidad. Ayudan, pero más vale rebajar sus exigencias salariales y disfrutar de los últimos años de fútbol en la élite. Hasta tal punto ha visto el jugador la necesidad de volver a sentir la competitividad que ha decidido perder el año de suculento contrato que le quedaba con Tokushima para volver al Nàstic.

Emaná ya estuvo en Tarragona el pasado mes de octubre. Era uno de los candidatos al Premio de Mejor Centrocampista de LaLiga 1|2|3 de la temporada 2015/16, que fue a parar José Campaña. El camerunés se fotografió como uno más de la expedición grana. Esos días previos a la Gala del 24 de octubre en Valencia, estuvo en Tarragona. Regresó a Japón para finalizar la temporada, pero sus intenciones ya estaban claras. Iba para recoger el resto de su equipaje. A finales de noviembre regresó a Tarragona. Se dejó ver en el Nou Estadi en el partido del Nàstic-Cádiz, bajando al vestuario como si fuera un jugador de la plantilla descartado.

La incorporación de Achille Emaná es el primer fichaje de los cinco o seis que hará la entidad grana en el próximo mercado de invierno. El club quiere hacer una limpieza profunda del vestuario. Desprenderse de jugadores que no han estado a la altura de las expectativas o que no van a jugar con Moreno. Porque si algo quedó claro después del tropiezo ante el Rayo Vallecano y las reuniones que se sucedieron -con Josep Maria Andreu, Rodri, Viqueira y el propio entrenador- es que el técnico valenciano seguirá en el banquillo hasta junio.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También