Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Adiós digno del CBT para el 'jefe'

Baloncesto. El conjunto azulado se despide de Algeciras con una victoria ante el equipo local (89-85)en el último partido de Berni Álvarez en el banquillo

Jaume Aparicio

Whatsapp
Adiós digno del CBT para el 'jefe'

Adiós digno del CBT para el 'jefe'

Berni Álvarez se merecía una despedida digna. Que sus jugadores ofrecieran el baloncesto que les ha inculcado durante todos estos años. Que el CBT se fuera de Algeciras con la cabeza bien alta. Ganando al conjunto local, equipo de LEB Plata la temporada que viene, y demostrando que tenían el nivel. Solo les ha faltado fe y energías. Y en ellos participaron todos los jugadores desplazados a Algeciras con minutos y puntos para sumar en la victoria.

El último partido del CB Tarragona en la fase de ascenso a LEB Plata no pasará a la historia por su repercusión deportiva. Su trascendencia se situa en el plano emocional. Y es mucho más importante. El duelo en Algeciras fue, con toda probabilidad, el último partido de Berni Álvarez como entrenador del CB Tarragona. Su salto a la política deja al club tarraconense sin uno de los símbolos de la entidad y principal responsable de un proyecto que una vez más hizo soñar al Serrallo con un éxito inesperado.

El papel del CBT en la fase de ascenso fue decepcionante. Muy lejos del nivel demostrado por el conjunto de Berni Álvarez durante toda la temporada. El agotamiento con el que la plantilla azulada llegó a esta eliminatoria decisiva después de finalizar en primera posición de la Conferencia C-A y ganar la Final Four de Lleida pasó factura. También los nervios de jugar una fase de ascenso pesó en un equipo muy joven.

Berni quería que el equipo cerrara su participación en Algeciras con dignidad. Compitiendo con carácter e intensidad.

El entrenador tarraconense fue fiel a su apuesta por la juventud hasta el final. Un legado que bien haría el club en mantener con todas las consecuencias. Antoni Recasens, el único que todavía no había jugado un solo segundo en la competición, Guillem Fàbregas, Joan Sorolla, David Loras y Joan Guixens acumularon muchos minutos en pista. Tiempo de calidad para crecer y convertirse en los Torres y David Fernández del futuro.

Todos ellos dieron la cara por el técnico. Quisieron agradecerle su confianza y enseñanzas con un juego acorde con las señas identitarias que han caracterizado el modelo de Berni Álvarez. Acompañados de los fundamentos de la plantilla (como Tugores, Duch o Torres) sumaron canastas para mantener la igualdad en el marcador. Dos puntos de Zanca, que desterró a ese jugador desacertado de los dos primeros partidos para recuperar una versión más conforme con su rendimiento del curso, ponían al CBT por delante del marcador a falta de cuatro minutos para la conclusión del primer cuarto (10-8).

La igualdad entre ambos equipos se manifestaba en el marcador con constantes alternancias. Fue la irrupción volcánica de Daniel Tugores la que rompió el equilibrio para anotar el primer periodo al CBT (23-20).

Recuperó la iniciativa en el electrónico el UDEA Algeciras con un parcial de 7-0. Que el CBT respondió en el último tramo del segundo cuarto para volver a equilibrar el duelo a falta de un minuto, tras una canasta de Pape Mbaye. Aunque un triple de Sergio Malla hizo que el equipo andaluz se fuera tres puntos arriba al descanso (39-42).

En un partido sin valor deportivo la actuación de la pareja arbitral Álvarez Ossorio y Tena desentonó. Iban decantando el duelo hacia un lado y otro en función de decisioines más que cuestionables. Asumieron un protagonismo que no les pertenece con decisiones que perjudicaron a los dos equipos. Faltas intencionadas, dobles, técnicas sin venir a cuento. Sacaron de quicio a unos y otros y calentaron a la grada del Polideportivo Ciudad de Algeciras. Subieron la temperatura hasta límites insospechados. Si hubiera habido algo en juego la expedición del CBT hubiera salido en barca de la pista.

El más perjudicado fue Miguel Ortega. Le cobraron dos técnicas con solo dos minutos jugados del tercer periodo. La baja de su jugador más anotador (15 puntos en los dos primeros cuartos) se iba al vestuario con mucho tiempo por delante.

Al Algeciras le costó asumir la pérdida. Tiempo que el CBT supo sacar rédito para marcharse de cinco puntos (53-48, min. 6). Sin lugar a dudas fue el periodo más intenso. Motivado buena parte por la actuación de los colegiados. Decisiones que volvieron a influenciar de manera importante con una técnica a Berni que sirvió para que los andaluces le dieran la vuelta de nuevo al marcador (57-58 min. 7).

Kelly cogió el relevo de Ortega y se tiró el equipo a la espalda. Mientras Berni seguía rotando con los más jóvenes en la pista que plantaban cara a todo un equipo de LEB Plata.

De nuevo una falta intencionada de Tugores sobre Kelly permitió que los locales entrasen al último periodo con ligera ventaja (62-63).

Trató de romper el encuentro el Algeciras al inicio del cuarto, con un parcial de 7-0, pero se rehizo el CBT, con su mejor baloncesto en la fase de ascenso y gracias a un Adrià Duch con el cargador lleno de balas. Once puntos del alero de Castellón remontaron el choque (76-73, min. 6). Contribuyó la inestimable lucha de Torres contra los hombres imponentes del UDEA Algeciras a los que sacó de quicio. Tampoco faltó a la cita Dani Tugores. Todos aportaron su granito de arena para despedir al jefe con una victoria de Plata (89-85).

Temas

Comentarios

Lea También