Agné refuerza a Buyla

El mediocentro de Guinea
completó una actuación deslumbrante frente al UCAM. El técnico grana confía en él y estará de nuevo 
ante el Algeciras

Juanfran Moreno

Whatsapp
Agné refuerza a Buyla

Agné refuerza a Buyla

«No puedo tener un gran jugador y no hacerlo rendir. Tengo experiencia para saber quién lo es y quién no. Jannick es un excelente jugador y es diferente al resto. Tiene que participar permanentemente con el balón y por eso lo quiero acercar a la portería para aprovechar su conducción, su último pase y su disparo». Por si quedaban dudas, Raül Agné volvió a defender la figura de Buyla en la rueda de prensa previa ante el Algeciras. Ya lo hizo tras el encuentro ante el UCAM y ayer lo repitió en un acto que deja entrever que el guineano volverá a ser de la partida y todo apunta a que otra vez en la posición de enganche.

El mediocentro explotó en el segundo tiempo dando un clínic de lo que debe ofrecer un mediocentro en un doble pivote. Soltó anclas y estuvo omnipresente tanto en fase defensiva como ofensiva. En ataque se ubicó en banda izquierda casi en cada ataque, formando un triángulo con Joan Oriol y Javier Bonilla que el UCAM no pudo detener. Buyla generaba la superioridad llevando el balón a ese costado, Bonilla amenazaba por el carril exterior y Joan Oriol se incrustó en el pasillo interior. Mezclaron como nunca y el gol del empate llegó en una jugada desde el costado zurdo y lo cierto es que hubo varias ocasiones más desde ese lado que se podían haber traducido en gol. Incluso el propio guineano tuvo el gol de la victoria en la agonía, pero su balón se estrelló en el larguero.

La versión ofrecida por el internacional por Guinea Ecuatorial no se había visto con la zamarra grana. Llegó siendo uno de los fichajes de relumbrón el pasado verano en calidad de cedido por el Zaragoza y tras ser pieza clave en el UCAM que se quedó a las puertas del ascenso a Segunda División. Precisamente, el conjunto universitario fue la víctima de su renacimiento en un Nou Estadi que terminó ilusionado con la actuación de Buyla al igual que su entrenador y sus compañeros.

Nadie duda de que se trata de un mediocentro con unas condiciones físicas privilegiadas. Es técnico, tiene ida y vuelta y posee un tren inferior que hace que sea imposible quitarle el balón cuando cuerpea. Hasta ahora no había tenido ninguna actuación en la que hubiese dado un paso al frente. Dejaba detalles de gran calidad en cada partido, pero los combinaba con actuaciones irregulares en las que le faltaba peso en el partido.

No se puede decir que fuera por falta de oportunidades, ya que Agné le había dado la tentativa en varias ocasiones. Nueve partidos, cuatro de ellos como titular, en los que no se había visto la versión dominante que sí que se vio ante el UCAM. Casualidad o no, Buyla debía estar el pasado fin de semana con Guinea Ecuatorial, pero decidió no acudir a la convocatoria para centrarse en el Nàstic. Un buen detalle que quién sabe si el cuerpo técnico lo tuvo en cuenta.

¿Qué cambió para esa explosión? Lo cierto es que Buyla siempre había actuado de interior en el 4-3-3 o como falso extremo por la izquierda en el 4-4-2. Dos posiciones en las que no había terminado de sentirse cómodo. Frente a los universitarios actuó prácticamente de mediapunta en el 4-2-3-1 en la primera mitad, pero su explosión llegó en el segundo tiempo en el doble pivote junto a Fullana. Allí fue lo que todo el mundo esperaba que fuera.

Ahora le toca seguir siéndolo. Apunta a ser el enganche en Alcieras. Agné confía en Buyla.

Temas

Comentarios

Lea También