Al Nàstic solo le vale ganar en Algeciras

El Nàstic busca su primer triunfo como visitante frente al Algeciras (17.00 horas)

JUANFRAN MORENO MARCELO

Whatsapp
Robert Simón, durante el Nàstic-UCAM. NÀSTIC

Robert Simón, durante el Nàstic-UCAM. NÀSTIC

Ganar es la palabra más repetida que pronuncia el aficionado grana cuando habla del Nàstic como visitante. Se ha convertido en una especie de obsesión. Suele ocurrir cuando algo parece que se tiene en la mano y se deja escapar. Una sensación amarga que provoca un reconcomio que martiriza. Eso le ha pasado a un conjunto dirigido por Raül Agné al que el empate en Sevilla le pareció dejar grogui. En San Fernando compareció con ímpetu, pero se desvaneció con facilidad. Al final terminó siendo un juguete roto en manos de un niño consentido. Pudo ser una goleada que se tradujo en una derrota dolorosa que hoy los granas quieren olvidar frente al Algeciras (17.00 horas).

Acostumbrado a sonreír en el Nou Estadi, el empate frente al UCAM ha provocado que la necesidad de ganar frente al Algeciras sea algo más llamativa. Cuatro jornadas sin ganar serían demasiadas para un equipo que quiere estar arriba.

El Nàstic quiere romper el maleficio y para ello se arropa en dos argumentos sólidos. El primero es que es consciente de que jugando como en la segunda mitad frente al UCAM pocos equipos le van a poder hacer frente. Un equipo vertiginoso, poderoso y que somete al rival a un ritmo físico y de que constante desgaste.

Ante los universitarios esta hoja de ruta le permitió a los granas empatar el encuentro, dejar al rival con 10 y tener la victoria muy cerca, acabando con el campo inclinado a su favor. Darle continuidad a esta versión es el objetivo principal, pero se juega fuera de casa y eso se ha demostrado este curso que afecta para mal, al menos en el caso de los tarraconenses.

El segundo argumento firme sobre el que Nàstic basa su fe en el primer triunfo como visitante es que ha recuperado a varias piezas claves en su esquema. Alex Quintanilla ya fue titular ante el UCAM, Pedro del Campo tuvo unos minutos y Edgar entró en la convocatoria y para esta jornada ya está preparado para tener minutos. No hablamos de tres nombres anecdóticos, puesto que este trio ha conformado el eje central en el inicio de la temporada para los de Raül Agné. Probablemente solo el central vasco será titular, pero los otros dos aguardarán en el banquillo, un auténtico tesorero para un cirujano de alto nivel como ha demostrado ser el técnico grana en lo que va de curso. Además, Manu García regresa a la portería tras cumplir partido de sanción frente al UCAM tras su expulsión en San Fernando.

Para este encuentro frente al Algeciras hay dudas en el once, pero todo apunta a que Raül Agné apostará por darle continuidad al once que compareció frente al UCAM. En esta alineación destaca la presencia de un Jannick Buyla que frente a los universitarios completó su mejor actuación en lo que va de temporada y que le ha abierto las puertas de la titularidad de par en par por segunda semana consecutiva. Lo ha hecho en un 4-2-3-1 en el que ha ocupado la figura de enganche en la que Agné ve un espacio para su desarrollo.

Temas

Comentarios

Lea También