Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Deportes Fútbol

Albert Martínez: "En el fútbol cada vez tienes que ser más atleta"

Fútbol. El nutricionista tarraconense del primer equipo del Espanyol repasa la importancia de su rol en el fútbol de élite al que llegó de la mano del Nàstic 

Juanfran Moreno

Whatsapp
Albert Martínez en un partido esta temporada con el Espanyol. Foto: Cedida

Albert Martínez en un partido esta temporada con el Espanyol. Foto: Cedida

Albert Martínez (Alcover,1981) aterrizó en el Espanyol la temporada pasada como nutricionista del primer equipo. Tras un paso efímero pero brillante por el Nàstic este año ha alcanzado el sueño europeo tras dos temporadas en el conjunto perico en la que su trabajo ha sido muy bien valorado. Además, también ha trabajado como nutricionista del Reus Deportiu de hockey, el año que los rojinegros conquistaron la Copa de Europa, y con varios deportistas de elites tanto a nivel local como internacional. 
 

Cómo son sus primeros pasos en la nutrición deportiva?

Las primeras cosas que hago relacionadas con el deporte son con el equipo de fútbol sala de mi pueblo. En aquella época estaba terminando la carrera y comienzo a experimentar con las ayudas ergogénicas (geles, bebidas isotónicas, cafeína...). Al año siguiente contactan conmigo desde la UE Valls para que asesore al primer equipo de forma externa. 

Y entonces llega el Nàstic.

Exacto, el año del Valls es el paso previo a la llegada al Nàstic que cuando el equipo regresa a Segunda División. Se monta un servicio médico nuevo y Carles Hernández, el médico que llevará el nuevo servicio médico, me comenta que la idea es incorporar algunas figuras nuevas dentro del staff médico, entre ellas la del nutricionista.

¿Cómo fue su progreso en el Nàstic?

Comienzo yendo una vez al mes, a mitad de temporada voy una o dos veces a la semana y debido a la necesidad que se genera acabo formando parte del día a día de los jugadores. Al año siguiente me llaman Vicente Moreno, primer entrenador del Nàstic, y Viqueira, director deportivo, y me dicen que están muy contentos y que me quieren incorporar de forma diaria desde la pretemporada. 

Y aparece el Espanyol. 

Recuerdo que la temporada se había acabado y yo iba al Nàstic a recoger algunas cosas y me llaman preguntándome por mi y simplemente me dicen que llaman de un club de Primera División. Finalmente me citan en la Dani Jarque y me hacen una oferta que acabo aceptando tras pasar un proceso de selección. 

¿Se la llega a pensar?

Me lo pienso porque yo aquí (Nàstic) estaba muy bien y me sabia mal marchar pero hasta Emilio Viqueira y el presidente, Josep Maria Andreu, me dicen que tengo que marchar que es la elite del fútbol. Lo que yo tengo claro es que me voy al Espanyol es gracias al Nàstic. 

¿Cuál fue el cambio más grande que notó del Nàstic al Espanyol?

Realmente poco cambio porque al final el trabajo en mi segundo año en el Nàstic es muy similar al que estoy haciendo ahora. Lo que sí que cambia es la dimensión de las cosas. Esto es Tarragona y sí que el Nàstic tiene mucha importancia, pero la magnitud de un equipo de Primera División todavía es más grande. También tienes más recursos económicos, mejores instalaciones, los jugadores van una marcha más rápido…

¿Eran y son jugadores muy estrictos por su cuenta?

Realmente yo voy al Espanyol porque hay jugadores de la plantilla que están reclamando que quieren un nutricionista porque ellos tenían que ir de forma externa a alguno. Desde el primer día he tenido un trato excelente por parte de todos y me sorprendió positivamente su motivación y sus ganas de mejorar en esa faceta aunque como es lógico ya tenían unos buenos hábitos al ser jugadores de Primera División. 

¿Pero existe el sobrepeso en el fútbol profesional?

Hay que recalcar que entendemos el sobrepeso como un peso o un porcentaje de grasa no adecuado a la competición, no un sobrepeso de una persona que no practica deporte. El fútbol ha evolucionado y es de una exigencia física muy elevada y ya no vale solo ser bueno con los pies. Para poder jugar al fútbol cada vez tienes que ser más atleta y eso comporta estar en el peso ideal.

¿Qué papel juega el entrenador en su trabajo?

Un papel muy importante, ya que sí el staff técnico da valor a mi trabajo puedo ser más útil de cara a la mejora del rendimiento del equipo. 

¿Siempre le han respaldado los entrenadores que ha tenido a su lado?

En lo general sí he sentido pues que los entrenadores con los que he trabajado dan importancia a la nutrición como un aspecto clave en la mejora del rendimiento del futbolista. Prueba de ello la buena relación que guardo con ellos. 

El año que viene Europa. ¿Cómo lo ha vivido?

Muy contento porque el Espanyol llevaba doce años sin clasificarse para Europa. Pero también consciente de que este año va a ser muy duro y en lo que a  mi trabajo se refiere voy a tener una exigencia aun mayor de la que tenía. Prueba de esto es que nos hemos quedado con menos días de vacaciones porque tenemos que prepararnos para las rondas previas de la Europa League y si todo va bien podremos clasificarnos para la fase de grupos. 
 

Temas

Comentarios

Lea También