Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Albert Morales, paso al peón

El ajedrecista invidente de 18 años compite sin deficiencia en el Campionat de Catalunya celebrado en Vila-seca

Jaume Aparicio

Whatsapp
Albert Morales durante una de las partidas que ha disputado en el Hotel Palas. FOTO: Fabian Acidres

Albert Morales durante una de las partidas que ha disputado en el Hotel Palas. FOTO: Fabian Acidres

El Hotel Palas Pineda acoge hasta hoy el Campionat de Catalunya Absoluto de ajedrez. Un torneo que domina Miguel Muñoz, pero que ha tenido un participante singular: Albert Morales (Barcelona, 18 años), individente desde los 7 años que compite de tú a tú contra jugadores videntes. Un joven atrevido y pionero que atraviesa con insistencia los muros que su deficiencia levanta. 

«Sé que este es un campeonato muy duro y se nota que necesito más tiempo que mi rival, pero es reconfortante poder competir con jugadores videntes», explica Morales.

Las desigualdades son evidentes. Mientras su adversario contempla la disposición del tablero habitual, Albert debe recorrer con sus dedos un tablero adaptado. Debe visualizar mentalmente la situación de la partida y al mismo tiempo planificar el siguiente movimiento. Todo ello con la complicidad del rival que facilita los movimientos (se los canta) para que Albert lo duplique en su tablero. «Hasta ahora no he tenido problemas y es de agradecer», cuenta.

El joven ajedrecista se inició en el juego a los 7 años instigado por su padre con el objetivo de ayudarle en su desarrollo mental. Además, pocos juegos ofrecen una integración total como el ajedrez. Jaume Bosch, de ONCE Barcelona se ofreció a guiarlo por entre las piezas. 

Bosch ha sido su profesor y amigo. La persona que, junto con su madre Roser, confió en Albert. Le ha acompañado ha multitud de campeonatos por toda España. Cantándole las jugadas del adversario y repasando todas las partidas después gracias a la grabadora que le acompaña durante el enfrentamiento y que recoge todos los movimientos propios y del rival. 

Vigente campeón de España Juvenil de ajedrez (Federación Española de Deportes para Ciegos) Albert ha querido dar el paso de participar en el campeonato catalán aunque ello le supongo encadenar derrota tras derrota y perder puntuación ELO (que ordena a los jugadores). «Quiero progresar. Necesito detectar mis errores ante jugadores mejores que yo», cuenta.

Tras Bosch, Albert ha trabajado con nuevos profesores para mejorar su juego. Jaume Gallart del Club Escacs Tres Peons y el Maestro Pablo Martín (ONCE) a través de Skype se encargan de la formación del joven barcelonés que completa su tiempo dedicado al ajedrez con partidas en La Lira, Foment Martinenc y Club Escacs Tres Peons. 

No es la única frontera que ha superado Albert Morales. Es el único jugador invidente que se atreve con las partidas rápidas (con un tiempo máximo de juego). 

Estudiante de informática

El ajedrez no solo le ha ofrecido la integración en el juego, sino que también le ha abierto camino en los estudios. Fue en un campeonato cuando conoció a Enric que le ha facilitado las prácticas con las que podrá concluir el grado medio de sistemas microinformáticos y redes. 
Albert no lo ha tenido fácil, pero siempre ha buscado la manera de resolver los obstáculos moviendo ficha. 

Temas

Comentarios

Lea También