Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Deportes FÚTBOL

Alberto y el balón de los ánimos

El meta benjamín del CF Reus recibe numerosas muestras de apoyo tras fracturarse tibia y peroné. Los jugadores del Nàstic, de 9 años,  le han regalado una pelota

Francesc Joan

Whatsapp
Alberto, en la silla de ruedas, junto a sus compañeros del Reus y el balón que le regaló el Nàstic. FOTO: Raúl Cosials

Alberto, en la silla de ruedas, junto a sus compañeros del Reus y el balón que le regaló el Nàstic. FOTO: Raúl Cosials

Los jugadores del benjamín A del CF Reus recibieron el mejor de los regalos en el campo de fútbol del barrio tarraconense de La Granja. Allí, durante el partido que les enfrentó este sábado al Tecnifutbol, se reencontraron de nuevo con Alberto Trigo. El joven portero del equipo, de sólo nueve años, llevaba quince días sin salir, primero de casa y después del hospital, tras su grave lesión: fractura de tibia y peroné.

Tenían tantas ganas de verse que Alberto quiso situarse al lado del banquillo. Nada le impidió que volviera a sonreír. Ni la circunstancia de estar subido a la silla de ruedas que ahora le acompaña, ni la circunstancia de tener la pierna derecha inmovilizada, ni mucho menos que no podrá volver a jugar hasta después de Semana Santa si todo va bien. Disfrutó de la victoria, una más para su equipo, como en cada partido de ese Reus que ahora mismo es líder de la Preferente por mejor gol average con respecto al Nàstic, el rival con el que cada año mantiene un particular pulso para conquistar el título territorial.

Los benjamines rojinegros y su entrenador, Raúl Cosials, dedicaron a Albert la victoria (3-6), y al final del partido se enfundaron al camiseta con el lema «Mucho ánimo Alberto» y se fotografiaron con él.

De hecho la han lucido en cada uno de los partidos que han jugado desde que el joven portero natural de Santa Oliva se lesionó. Fue el 1 de diciembre, en el enfrentamiento frente al Calafell, cuando sufrió el percance. «Era el minuto siete del segundo cuarto.Alberto fue a por un balón junto con nuestro central y un jugador rival. Al apoyar hacia atrás se lesionó. Se quedó tumbado en el suelo, llorando, y ya no pudo levantarse hasta que llegó la ambulancia. Luego se confirmó que se había fracturado la tibia y el peroné», explica el propio Raúl.

Reina (Milan) y Bartra (Betis) han enviado sendos vídeos al joven portero de Santa Oliva

La lesión en aquel partido, que el Calafell se acabó llevando por 4-5, supuso un mazazo para Alberto y sus compañeros.
Desde entonces las muestras de apoyo han sido continuas hacia él. Los chavales del benjamín A del Reus le regalaron una camiseta firmada por cada uno de ellos, como también hicieron los futbolistas del primer equipo del CF Reus; los guardametas de la primera plantilla, Edgar Badia y Pol Freixanet, le enviaron sendos vídeos de apoyo. Incluso un portero de talla mundial como es Pepe Reina, ahora en el Milán, le hizo llegar su grabación.

No fue el único. También el internacional de Sant Jaume dels Domenys Marc Bartra, actual jugador del Betis, le mandó un mensaje al enterarse de la noticia. Su primo es compañero del propio Alberto en el benjamín A rojinegro.

La última muestra de cariño le llegó a Alberto Trigo después del partido del sábado. Allí le entregaron un balón firmado por los jugadores del benjamín A del Nàstic, el gran rival de los reusenses en la Liga de Preferente. «Ha sido un gesto muy bonito. Somos adversarios pero al final todos nos conocemos», sentencia Raúl Cosials.

Temas

Comentarios

Lea También