Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Aleix Garcia, un sueño de Primera

El jugador ulldeconense, de 17 años, debutó en la máxima categoría con el Villarreal en San Mamés, en la última jornada de liga. Un día lleno de emociones que nunca olvidará
Whatsapp
Aleix Garcia, el día de su debut en Primera División con el Villarreal, en San Mamés. Foto: Javier Ortega

Aleix Garcia, el día de su debut en Primera División con el Villarreal, en San Mamés. Foto: Javier Ortega

Aleix Garcia (Ulldecona, 17 años) recordará para siempre el sábado 23 de mayo, día en el que debutó en Primera División jugando con el Villarreal de Marcelino en San Mamés. El ulldeconense, que esta temporada ha estado a caballo entre el equipo B y el C del club ‘groguet’, entró en el minuto 77 por su compañero Rukavina. Aleix está contento con este nuevo paso en su prometedora carrera, pero es conscientes de que debe seguir trabajando para continuar formándose.

La joven promesa explicaba tras este partido especial que «doy las gracias por la oportunidad que me ha dado el entrenador. Aunque el resultado no ha sido favorable (perdieron por 4-0), estoy contento por el debut y ahora hay que seguir». El del Montsià sigue diciendo que «estaba mentalizado para hacerlo lo mejor posible, en caso de salir al campo. Todos me animaron para que estuviera tranquilo». Aleix puntualiza que «sabía que era un día para jugar más fácil y me sentí cómodo en un campo con mucha historia, en el que también estuvieron mi padre (es cámara y grababa) y mi madre. Es un sueño hecho realidad, pero trabajaremos para que lleguen más momentos como este». Aleix también tiene claro a quien dedicó su debut: «a mis abuelos que ya no están con nosotros. También quiero dar las gracias a todos aquellos que durante estos años han ayudado a mi formación como futbolista y como persona».

 

Elogios de Marcelino

Por su parte, el entrenador del Villarreal, Marcelino, afirmaba que «disputaba sus primeros minutos y es muy joven, pero ha jugado muy bien. Tenemos ilusión puesta en él; debe seguir un proceso de mejora, aprendizaje y formación, pero tiene calidad y si a esa calidad le une competitividad, en un futuro, no sabemos en cuanto tiempo, estaremos hablando de un buen jugador para nuestro equipo». El preparador del cuadro castellonense seguía diciendo que «ahora, Aleix debe consolidarse en el filial y luego es importante que vaya subiendo escalones y no retroceda ninguno. Es básico ser humilde, trabajar y saber que jugar en Primera División no es nada fácil».

No solo estaban felices Aleix y su técnico por vivir un día tan especial, si no que también fue un día inolvidable para la familia de la joven promesa de Ulldecona (sus padres estaban en San Mamés), que se emocionó y vivió muchas sensaciones. Su progenitor, Quim Garcia, cámara que sigue los partidos del Villarreal, explicaba que «albergábamos la esperanza de que llegara este día, porque siempre he visto que tenía algo especial, pero no esperaba que el proceso fuera tan rápido; fue una sorpresa».

 

La familia, satisfecha

Quim continuaba diciendo que «estoy muy satisfecho de lo que ha hecho; la verdad es que tiene una gran importancia, porque los que tienen que abandonar su casa para jugar a fútbol, a veces lo pasan mal. Recuerdo que sus primeros meses en la residencia fueron difíciles, pero luego ves que llega la recompensa y te acuerdas de todo esto». El padre de Aleix confiesa que «siempre le he inculcado que cuando haga algo lo disfrute al máximo y trabaje duro para que la recompensa sea buena» . Y así lo ha hecho Aleix, ha seguido los consejos de su padre, y va camino de convertirse en un jugador habitual de Primera División, dentro de un tiempo, una vez pasadas algunas etapas.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También