Más de Deportes

Deportes FÚTBOL

Aleix Vidal, el renacido

El jugador de Puigpelat recupera su mejor versión en el Espanyol. Ante el Real Madrid fue clave consiguiendo un golazo que tumbó a los de Carlo Ancelotti

Juanfran Moreno

Whatsapp
Aleix Vidal celebra el gol conseguido frente al Real Madrid. FOTO: EFE

Aleix Vidal celebra el gol conseguido frente al Real Madrid. FOTO: EFE

El RCD Espanyol dio la gran sorpresa del fin de semana al derrotar en su estadio al Real Madrid de Carlo Ancelotti. Fue un triunfo de prestigio para los hombres de Vicente Moreno y que tuvo como protagonista a un tarraconense. Aleix Vidal fue clave en la victoria perica al conseguir el segundo gol de los blanquiazules. Un tanto que sentenció el partido y que permitió que el gol de Karim Benzema fuera una mera anécdota.

Corría el minuto 60 cuando el Real Madrid amenazaba con empatar el encuentro. El conjunto blanco había despertado tras una primera parte caótica en la que el equipo perico le había superado y golpeado con un tanto de Raúl de Tomas. En plena reacción merengue emergió la figura del jugador de Puigpelat.

Aleix Vidal recogió el cuero en el centro del campo y lanzó una aventura en solitario. Solo un futbolista de su talento y determinación es capaz de creer que se puede sacar algo. Vaya sí lo hizo. Superó con un precioso caño a Nacho Fernández que había salido a achicar agua y se vio ahogado por la embestida letal del de Puigpelat. Frente a Courtois, Vidal no sesteó y golpeó con tensión y firmeza al palo corto superando a uno de los mejores porteros del planeta como es el belga.

El RCDE Stadium estalló. Aleix Vidal celebró el gol arropado en el éxtasis. Abrió los brazos y corrió al banderín para abrazarse con sus compañeros. Fue una celebración llena de felicidad y rabia porque ahora el de Puigpelat vuelve a disfrutar del fútbol, pero el año pasado le tocó ser un jugador residual en el Sevilla. En el Espanyol ha encontrado un escenario en el que volver a sentirse importante. La afición ya le idolatra y Vicente Moreno le considera clave en su esquema táctico.

El de Puigpelat llegó al Espanyol este pasado de mercado de verano en el tramo final del estío. Su nombre se había relacionado con distintos equipos, pero finalmente decidió aceptar la propuesta perica. Fue un fichaje clavado para un equipo histórico, pero recién ascendido que cerraba la llegada de un jugador experimentado y con ganas de reivindicarse.

Vicente Moreno fue clave en su contratación, ya que veía en Aleix Vidal ese jugador ideal para abrir el campo desde el costado derecho. Además también le ofrecía la posibilidad de colocarle de lateral derecho en función del rival o el contexto del partido. Un dos por uno de talento. Solo necesitó un par de jornada de aclimitación para tener sus primeros minutos. Fue en la tercera jornada frente al Mallorca y desde entonces su progreso ha sido imparable. En las cinco jornadas siguientes ha sido titular en cuatro de ellas y ha conseguido dos goles frente al Betis y el Real Madrid. Se perdió el duelo frente al Alavés por una herida contusa en su pierna. Hasta 15 puntos de sutura le tuvieron que dar en el Villamarín. Pese a ello siguió jugando unos minutos más, aunque finalmente tuvo que pedir el cambio al no aguantar más el dolor. Aquel gesto unido al gol fue el primer capítulo de un amor entre la afición perica y el extremo que va a más con el paso de las jornadas.

Nuevo ídolo perico

El pasado domingo fue uno de los jugadores más destacados en la victoria perica y consecuencia de ello las redes sociales se llenaron de mensajes de agradecimiento y cariño de los aficionados pericos. Le consideran ya uno suyo y así lo expresan en redes sociales. «No recuerdo otro jugador que callase tantas bocas en tan poco tiempo. ¡Don Aleix Vidal!» o «Aleix Vidal es un futbolista sincero. Se lo deja todo en el campo. No siempre lo hará bien, pero no le pido más que defender con orgullo la camiseta. Tenía que echar abajo muchos prejuicios de la afición y ya se ha convertido en nuevo ídolo», han sido algunos de los mensajes que más han calado en Twitter.

Aleix Vidal agradeció estas palabras y tras el partido dejó claro que su adaptación al Espanyol está siendo ideal, aunque no ocultó el amor a unos colores, al menos en su niñez: «Yo soy del equipo que me da de comer a mí y a mi familia; el corazón lo tengo con el club que me paga. De pequeño sí que era del Real Madrid».

No solo fue del Real Madrid, sino que estuvo en su cantera tras pasar por la de Barça. En la Fábrica estuvo en el Cadete y el Juvenil C, pero finalmente no pudo continuar, ya que se le denegó la beca para seguir en el club blanco cuentan que más por un tema académico que futbolístico.

El sueño blancó terminó, pero no el de convertirse en futbolista profesional. Tras una trayectoria formativa y profesional en la que probó fortuna en varios equipos, Vidal terminó de explotar en el Almería. Allí se hizo grande y determinante e inició una carrera de vértigo que le llevó al Sevilla y al Barça. Ahora tras estar cedido en el Alavés y no tener oportunidades en su último año como sevillista disfruta de ser perico. Aleix Vidal ha renacido.

Temas

Comentarios

Lea También