Más de Deportes

Àlex Rodríguez, un pichichi indiscutible

Hockey. El delantero del Reus Deportiu firma su primer trofeo de máximo goleador con 52 dianas en la OK Liga

Marc Libiano

Whatsapp
Àlex Rodríguez, un pichichi indiscutible

Àlex Rodríguez, un pichichi indiscutible

Diez goles le han sobrado a Àlex Rodríguez para alcanzar el primer trofeo pichichi de su carrera, probablemente la mejor actuación personal desde que se encuentra en la élite. El atacante del Reus Deportiu ha anotado hasta 52 dianas por las 42 de Joao Rodrigues, el portugués del FC Barcelona. La contundencia en el área rival del osonense ha coronado su progreso como actor diferencial del campeonato. En su quinta temporada en el Reus ha derribado la puerta de los star system

Además de las 52 dianas en la competición doméstica, el de Sant Hipòlit ha añadido dos más en la Liga Europea, en el formato exprés de esta temporada por los efectos de la pandemia, y otra en la Supercopa de España, en la que el Reus salió como subcampeón, tras caer en la final ante el Barcelona.

Rodríguez fue despedido con honores del Palau d’Esports por parte de los hinchas, va a emigrar hacia Coruña después de la Copa del Rey, cuando el curso actual baje el telón. Ante el CE Vendrell disputó su último partido en el templo y completó su nómina de aciertos con un último éxito de local (4-1). Antes del derbi, el mismo jugador, a través de sus redes sociales personales, anunció su marcha del club. El Liceo gallego se convierte en un nuevo desafío para Àlex, que desea añadirle más títulos a su carrera. Se marcha libre, ya que finaliza contrato con el Reus el 30 de junio.

La Copa del Rey que dentro de diez días se va a celebrar en Riazor, curiosamente la casa del Liceo, se convertirá en el último servicio de Àlex Rodríguez al Reus. «Me gustaría irme con un título y en la Copa tenemos una oportunidad», reflejó en el Diari hace unos días. El Girona, el primer rival en cuartos de final. 

La evolución de este jugador en los cinco años que ha vestido la camiseta rojinegra ha resultado notable. Llegó como complemento del último equipo campeón de la Champions, en 2017, y ha terminado como un actor principal, deseado por los principales equipos del continente. Entre otras cosas ha tenido la humildad de reconocer sus debilidades e intentar mejorarlas. Da la impresión que hoy es mucho mejor jugador que cuando llegó, por lo menos más completo.

En su libreto de virtudes ya venía incluida la capacidad para tomar responsabilidades en esos instantes donde tiemblan los sentidos. No le asusta la presión y eso le hace todavía más interesante. Al atacante osonense se le presenta un reto mayúsculo en A Coruña, precisará hallar un lugar dentro de un plantel amplio, con ocho jugadores de máximo nivel. Ese reparto de protagonismo y el nuevo rol le obligarán a moverse en un nuevo registro.

Marín no llega a la Copa
Por otro lado, su gran amigo en la plantilla del Reus, Raúl Marín, otro especialista del gol, no va a poder llegar a la fase final de la Copa del Rey. En reusense se encuentra en la última fase de la recuperación tras ser intervenido del hombro. Ya se puede calzar los patines y realizar ejercicios con el stick y con la bola, aunque todavía tiene prohibido el impacto y el choque. No se le espera hasta la próxima temporada.

La ausencia de Marín le ha supuesto al Reus un lastre absoluto, no en vano estamos hablando de uno de los jugadores más desequilibrantes de la plantilla. En A Coruña, Garcia y sus chicos afrontarán otro desafío de máxima exigencia sin él.

Temas

Comentarios

Lea También