Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Alioune, un senegalés que habla siete idiomas, siente pasión por el derbi

Desde 2003 reside en Cambrils y no esconde su vocación futbolera. Admira a Reus y Nàstic y vivirá el partido con intensidad este domingo. Ejerce su tarea profesional en el Complexe Esportiu Futbol Salou

Marc Libiano

Whatsapp
Alioune posa con las camisetas de Reus y Nàstic. Foto: DT

Alioune posa con las camisetas de Reus y Nàstic. Foto: DT

Alioune Sow conoció Cambrils por primera vez en 2002, en unas vacaciones que no olvidará jamás, en las que visitó a unos familiares propietarios de un bar en la villa marinera. En realidad descubrió su lugar. Sólo un año después regresó para quedarse. En su maleta, procedente de la ciudad de Dakar, la capital del Senegal, trasladó una pasión desmesurada por el fútbol. En su país de origen ya convivía con el deporte de la pelota, aunque andaba alejado de los grandes campeonatos. Los consumía como podía. Platini fue su gran ídolo de infancia. Simpatiza con el Madrid y adora a Nàstic y Reus, los dos clubs provinciales que rivalizan en la élite y que este domingo van a paralizar el fútbol del Camp con otro derbi para el recuerdo.

Alioune perdió a su madre hace seis meses, un motivo innegociable para regresar a su país. Lo hace de forma anual y sufre la lógica ruptura entre dos civilizaciones distintas, de mentalidad y cultura distanciadas. En Senegal el fútbol no se ha postulado como primer deporte nacional. La lucha tradicional abarrota estadios. Hijo de sastre y miembro de una familia de ocho hermanos, cada mes ayuda a nivel económico a su padre. Tres de sus hermanos residen en Francia, otro en Italia y el resto en Senegal. Ni la distancia le ha alejado de su sentimiento de hermandad.

Este hincha senegalés ha completado una formación académica que le ha abierto muchas puertas. Como traductor puede desenvolverse en siete idiomas distintos, los maternos de Senegal, francés, inglés, alemán, catalán y castellano. También ha residido en Alemania, justo antes de establecerse en Cambrils. Llegó a trabajar por una empresa de resultados on line. A través de un Live Score de estadísticas cubrió durante siete años al Nàstic, al Reus y al Espanyol. Ahora, ejerce en el Complexe Esportiu Futbol Salou. “Para nosotros que Nàstic y Reus se encuentren en el fútbol profesional es básico”, reafirma. De hecho, algunos rivales que se concentran en la zona en las previas de los partidos, trabajan en las instalaciones de la capital de la Costa Daurada.

A los 42 años, el domingo vivirá con pasión el duelo en el Estadi, al que ya visitó en la edición del pasado curso. Alioune descubrió al Nàstic gracias a unos amigos. Tiene una foto en su despacho con los africanos Jean Luc y Emaná, además de mantener admiración por el excapitán rojinegro Ramon Folch, ahora en el Oviedo. En 2009 le profetizó al exgrana Jordi Alba una carrera exitosa. “Coincidí con él en un local de Tarragona y le aseguré que será un jugador de máximo nivel. Me sonrió”. Aunque prevé un derbi incierto, cree que en esta ocasión el Nàstic conquistará los tres puntos. 0-1 para los granas según sus predicciones como futurólogo.

Temas

Comentarios

Lea También