Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Alirón pre-boda para los Toiss de Reus

Los diez amigos de infancia de Sergi Roberto celebran un nuevo título del Barça, mientras preparan el viaje a Tel Aviv, donde el fútbolista se casará a finales de mayo

Marc Libiano

Whatsapp
toiss.jpg

toiss.jpg

El mismísimo Neymar Júnior les bautizó en 2015, en la fiesta de celebración de la quinta Champions del Barça en Berlín. Carles Salvat, Marc Ollé, Aleix Torné, Pau y Josep Castillo, Eduard Olesti, Eduard Genovès, Miquel Córcoles, Josep Nadal y Carles Figuerola forman la cuadrilla de amigos de toda la vida del azulgrana Sergi Roberto.

Los toiss de Reus, tal y como les apodó Neymar aquella noche. Los diez vieron en directo el último éxito azulgrana en Europa, aunque desde que Sergi frecuenta la primera plantilla no han parado de celebrar. También cantaron el alirón liguero de A Coruña. Desde la distancia pero con el mismo fervor. Los toiss no son amigos aprovechados al uso. Casi todos cuentan con una carrera universitaria y algunos realizan sus sueños en el extranjero. Pau Castillo ejerce de preparador físico en Noruega y Miquel Córcoles trabaja para la Escola de Tecnificació Barça en Costa Rica. Incluso Eduard Olesti experimenta un Erasmus en Bélgica. Marc Ollé, canterano del Reus Deportiu de hockey, da continuidad a su carrera en el Roller Monza italiano. 

El germen de los toiss se dio en la Escola Maria Cortina de Reus, donde se juntó la primera facción en primaria, con Salvat, Ollé y Roberto a la cabeza. Éste les volverá a reunir a finales de mayo, en la boda que va a celebrar en Tel Aviv, ciudad natal de su pareja, Coral Simanovich. Los diez ya han confirmado presencia durante una semana en tierras israelís. Antes intentan ingeniárselas para preparar alguna sorpresa al futbolista, aunque de forma privada. Su carácter público no permite despedidas de soltero corrientes. 

El título de Liga que se confirmó en el tradicional estadio de Riazor no contó con la participación de Roberto, sancionado tras ver roja ante el Celta. Curiosamente, el mismo futbolista lo comunicó en directo a sus colegas por el grupo común de Whatsapp, desde el mismo vestuario del estadio de Balaídos, algo afectado por un castigo nada habitual en él. En todo caso, los goles de Coutinho, Messi (3) se celebraron con igual entusiasmo. En Reus, pero también lejos de sus fronteras. Los toiss saben que la tradición manda. 

Por cada título, una fiesta de hermandad. Suele darse en Barcelona. Roberto frecuenta Reus en tiempo de ocio, aunque con menor costumbre de lo que le gustaría. En su última visita preparó una merienda con sus colegas en un local del Tecnoparc.

Fue justo antes del título de Copa en el Wanda Metropolitano de Madrid, donde Salvat, Torné inmortalizaron otro título con una foto para el recuerdo junto a Roberto y el mismo Messi, en el césped del estadio. Como en Berlín, como en el Camp Nou o como en otros muchos lugares elegidos por el Barça y sus conquistas. Han sido muchos desde que Roberto ocupa ese lugar privilegiado en el equipo. Ya suma 200 partidos y da la impresión que hay cuerda para rato.

Temas

Comentarios

Lea También