Álvaro Ratón completa la portería del Nàstic

Fútbol. El guardameta del Zaragoza, de 27 años y con 192 centímetros de altura llega a Tarragona cedido hasta final de temporada para luchar por la titularidad con Gonzi

Alex Saltó

Whatsapp
Álvaro Ratón completa la portería del Nàstic

Álvaro Ratón completa la portería del Nàstic

Fin del culebrón. El Nàstic ya tiene nuevo portero: Álvaro Ratón. Tras muchas semanas de especulaciones alrededor de la nueva figura que necesitaba y urgía en el Nàstic, el portero, que llega cedido del Real Zaragoza, ha sido el elegido por la secretaría grana para competir por el puesto junto a Gonzi. Un perfil diferente al de Gonzi, pues los 192 centímetros del flamante fichaje grana contrastan con los 184 del pamplonica. 

A sus 27 años, Ratón no se trata de un perfil tan veterano como el de Manu Herrera, René o Miño, todos de más edad y que finalmente se han quedado en el camino. De hecho, el nombre que más cerca estuvo de acabar fichando por el Nàstic fue Manu Garcia. El portero tenía el acuerdo cerrado con el Nàstic, pero su actual club, la Ponferradina,  complicó mucho su salida pese a ser la tercera opción en la portería y no le permitió recalar en las filas grana. 

La marcha de Wilfred
Sin embargo, ha quedado demostrado esta temporada que la experiencia no significa mayor seguridad bajo palos, o la certeza de gozar de rendimiento inmediato. Wilfred llegó con la etiqueta de portero titular, pero desde el primer momento, el exjugador del Nàstic no se sintió a gusto en Tarragona y esas dudas se trasladaron al campo, en la portería. Acumuló varios errores graves para un portero del nivel que se esperaba y ello acabó mermando en su confianza. Antes de las Navidades, Wilfred comunicó su deseo de abandonar el club, y el Nàstic facilitó su salida, mucho antes de tener asegurado ningún recambio, quedándose Gonzi como única opción para el puesto -con la incorporación de Dani Parra de la Pobla de Mafumet. Pese a contar aún con muchos años de carrera por delante, especialmente al ser portero, el nacido en Carballino, Ourense, sí ha tenido experiencia en la categoría de plata durante muchas temporadas. 

Si bien es cierto, nunca ha acabado de asentarse en la portería aragonesa. En las últimas temporadas, sobre todo, el argentino Cristian Álvarez, un seguro bajo los palos y un lujo para un equipo de Segunda División, ha permitido jugar muy pocos minutos a Álvaro Ratón. 
La mejor temporada del nuevo inquilino de la portería del Nàstic fue precisamente la primera con el conjunto maño (2016-2017). Disputó 19 encuentros en liga, un total de 1700 minutos. La siguiente campaña jugó tan solo siete encuentros, aunque estaría a punto de subir a Primera División, logrando el pase al play off de ascenso. La temporada 18/19 fue la más aciaga para Ratón. Solo tuvo participación en cuatro partidos. 

En la 19/20, volvió a recuperar cierto protagonismo, con 12 apariciones y casi 1000 minutos disputados, quedándose de nuevo a las puertas del ascenso a la Primera División. Esta temporada, Ratón solo ha podido colocarse bajo los palos de la portería del Zaragoza en una ocasión, por la lesión de Cristian Álvarez. Antes de convertirse en portero zaragocista, Ratón jugó en el Villanovense, Betis B, Algeciras, Arroyo y Montañeros.
Cansado de esperar oportunidades, ha estado las últimas semanas en la rampa de salida del club. Aunque su marcha no era la intención del Zaragoza, el fichaje supone una nueva oportunidad para Ratón, que confía en conseguir ganarse, esta vez sí, la portería de su equipo. 

De hecho, Ratón visitó hace escasos meses el Nou Estadi, pues disputó los 90 minutos en el amistoso que disputó el Real Zaragoza en Tarragona el pasado verano, encuentro en el que recibió un gol de Pedro Martín en la victoria del Nàstic por 1-0.
Con esta incorporación, podría parecer que el Nàstic cierra su mercado invernal más tranquilo de los últimos años. En las recientes temporadas, las oficinas granas han tenido que trabajar durante enero para reforzar la plantilla y conseguir los objetivos del curso. Sin embargo, en esta ocasión, la necesidad no ha sido la misma. 

El Nàstic ha llegado líder de su subgrupo al término de la primera vuelta, y confía en mantener el bloque para conseguir el ansiado objetivo, el ascenso a la Segunda División. Sin embargo, cualquier oportunidad es buena para mejorar la plantilla, y si surge la ocasión de poder firmar una pieza en la zona de ataque, el Nàstic la aprovechará. En este primer tramo de temporada, Gerard Oliva y Pedro Martín no están ofreciendo los goles que demanda su técnico, y Toni Seligrat quiere apuntalar la zona de ataque. En todo caso, el punta debería tener menos de   23 años, pues al club no le quedan fichas profesionales libres, y el entrenador de Torrent parece no querer desprenderse de sus actuales jugadores. Sin embargo, hasta el día 31 de enero, todo puede pasar. 

Temas

Comentarios

Lea También