Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Deportes Jóvenes campeones

Arnau Masià, el diamante del voleibol

El jugador de Salou, de 15 años, lleva sólo cuatro jugando y crece a pasos de gigante. Ganó el Campeonato de España juvenil con el SPiSP, a pesar de ser aún cadete. Ahora prepara con la selección sub17 el Europeo

Francesc Joan

Whatsapp
Arnau Masià, de negro, actuando como libre con el juvenil del SPiSP en el estatal. Foto: Cedida

Arnau Masià, de negro, actuando como libre con el juvenil del SPiSP en el estatal. Foto: Cedida

A estas alturas lo habitual en un chaval de su edad sería compartir ratos de piscina y playa con sus amigos, de relax y entretenimiento en casa, una vez acabado el curso escolar y las competiciones deportivas. En su caso, sin embargo, se encuentra en Palencia, y no precisamente de vacaciones. Su proyección y talento han llevado hasta allí a Arnau Masià Porres (Salou, 2002), a la concentración de la selección española de voleibol sub-17. 

El joven jugador del Club Voleibol Sant Pere i Sant Pau, a pesar de contar con tan sólo 15 años y ser cadete de primer año, es uno de los preseleccionados -y único tarraconense- para disputar el Europeo de la categoría, que arrancará el 3 de julio en Turquía.

Los técnicos de la Federación Española de Voleibol le han premiado con esta concentración después de la magnífica temporada de este atacante-receptor, que no ha pasado desapercibida para nadie.

Arnau ha llegado a jugar hasta tres campeonatos de España distintos durante la campaña que acaba de concluir. El que mayor ilusión le ha hecho ha sido, sin duda, el nacional juvenil que acabó conquistando junto a sus compañeros del SPiSP, donde tuvo un protagonismo inesperado sobre todo en la semifinal y la final.

La lesión de Alex Gombau, el libre titular, provocó que Masià disputara esos dos partidos de salida, erigiéndose en una pieza fundamental del éxito del club rojillo, después de disfrutar también de algunos minutos en los anteriores choques del conjunto rojillo. 

Igualmente disputó el Campeonato de España cadete con la plantilla que le corresponde por su edad, bajo la tutela de Aksa Stevovski, aunque las cosas no le fueron tan bien como con el juvenil ya que su equipo se quedó lejos del podio. Asimismo fue uno de los elegidos, además, para el Campeonato de España de selecciones autonómicas con Catalunya, que acabó cuarta. 

A Arnau le siguen permanentemente por su condición de deportista becado en el centro de alto rendimiento Blume de Barcelona. Allí reside, estudia -3º de ESO-, entrena y, sobre todo, juega a voleibol. Esta temporada lo ha hecho en el equipo de Primera Catalana sénior, que finalizó el campeonato de Liga en tercera posición.

«Ha sido mi mejor año», admite el propio Arnau. «He aprendido, he cogido experiencia y eso me ha hecho mejor jugador», tiene claro después de su primer año  en la Blume apartado de sus familiares.

Progresión espectacular
La progresión de Masià resulta del todo espectacular, por cuanto sólo lleva cuatro años jugando a voleibol. Se inició a los 11 en el colegio Elisabeth de Salou -este deporte forma parte de sus actividades extraescolares- cuando cursaba quinto de primaria. En el propio centro entrenaba al equipo femenino su padre, Enric (profesor y actual director) y jugaba también a voleibol el hermano de Arnau, Aleix (también llegó a vestir la camiseta del CV Salou).

El ahora jugador internacional del SPiSP fichó precisamente por el club rojillo siendo alumno de 1º de ESO, ya que el Elisabeth no disponía de jugadores suficientes para formar un equipo. 

Temas

Comentarios

Lea También