Artur Aragonès vuelve al Rally Dakar

Automovilismo. Regresa como copiloto en coches del también tarraconense Marcel Quirós, con un Lada Niva en la categoría Classics

Francesc Joan

Whatsapp
Artur Aragonès y Marcel Quirós, en el Lada Niva con el que competirán.  FOTO: CEDIDA

Artur Aragonès y Marcel Quirós, en el Lada Niva con el que competirán. FOTO: CEDIDA

Artur Aragonès (Tarragona, 54 años) marcó uno de los hitos en la historia del motociclismo provincial con sus cinco participaciones en el Rally Dakar. La última se remonta a 2008, en la que fue la primera edición lejos de África del raid por etapas más duro del mundo que tuvo que trasladarse a parajes de Hungría y Rumanía. En estos últimos 14 años, sin embargo, no ha dejado de mantener el contacto con las motos ni con el desierto. Sigue fiel a un estilo de vida que ha convertido además en su profesión, organizando rutas y salidas y asesorando y vendiendo todo tipo de motos.

Pero a Artur siempre le había quedado el gusanillo de volver algún día al Dakar. Y esa oportunidad ha surgido ahora, aunque en esta ocasión en la modalidad de las cuatro ruedas: será el copiloto de Marcel Quirós (Tarragona, 44 años), un experimentado piloto -y conocido mecánico de la ciudad- que afrontará su primera experiencia en este Rally que se disputará íntegramente en Arabia Saudí. Arrancará el 1 de enero de 2022 en la ciudad de Ja’il y transcurrirá hasta el 14 de enero en Jeddah.

Ambos integrarán el equipo Boxes Motorsport y competirán con un Lada Niva dentro de la categoría classics Dakar, integrada por coches con un mínimo de 25 años de antigüedad cuya clasificación se establece vía regularidad, en base a tramos de velocidad controlada.

«Nuestro Lada Niva es un coche de serie original del año 1993 aunque modificado en cuanto al refuerzo de suspensiones y con un motor nuevo, además de llevar las barras antivuelco de seguridad que exige la Federación Internacional de Automovilismo», explica Aragonès.

Este automóvil construido en Rusia, que monta 100 caballos de potencia, alcanza unos 140 kilómetros de velocidad máxima. «Es suficiente para los coches clásicos de este Dakar porque en esta categoría no prima la velocidad y de esta manera además no se castiga la mecánica», añade el tarraconense después de salir muy satisfecho de los primeros test con el Lada Niva en la zona de Els Motllats, un pequeño altiplano situado en la zona de las montañas de Prades.

Aragonès, que debutará como copiloto, no sólo tendrá la misión de ejercer como guía de los tramos en este Dakar, sino en este caso también de controlar en todo momento la velocidad del coche.

Por su parte Marcel, que tiene la ventaja de ser un excelente mecánico en el caso de surgir algún contratiempo, cuenta en su trayectoria como piloto con destacados resultados; entre otros, la victoria en la Challenge Peugeot 205 Cup de 2009 y 2010, la segunda posición en el Panda Raid de 2011 o la quinta en el Rally Pacha la Pineda de 2009. «Intentaremos vivir al máximo esta experiencia y llegar hasta el final», explica por su parte Marcel.

El equipo Boxes Motorsport, que cuenta con un presupuesto total de 65.000 euros, cuenta como patrocinadores con Boxes Mecànica Integral, Instercap, ZS Zinetika Sistema, Eutiches, Pomma Recambios y Retolació.

Mapa del recorrido del Dakar 2022

Un proyecto embrionario

El objetivo de este proyecto es que se consolide con el objetivo de facilitar que en años venideros más aficionados al motor acaben aventurándose a tomar parte en un Dakar en esta categoría low cost. «La idea es entregar llaves en mano de coches totalmente preparados», explican.

La classics ha tenido tan buena acogida que este año se esperan 135 coches y 19 camiones (el año pasado, el de su estreno, fueron 40). Podrán verse en carrera desde el Peugeot 205 T16 que en 1987 le dio el triunfo a Ari Vatanen a los tradicionales Mitsubishi Pajeros y Toyota Land Cruisers, pasando por los emblemáticos camiones como el DAF de doble cabina o el Tatra 815.

Temas

Comentarios

Lea También