Más de Deportes

Deportes Socios

Baltasar Marqués, el número 1 del Nàstic

Con 88 años se convirtió en el socio más antiguo de la entidad tarraconense

Jaume Aparicio

Whatsapp
Baltasar Marqués en el antepalco del Nou Estadi el día que recibió el carné de socio número 1 de la entidad. foto: cedida

Baltasar Marqués en el antepalco del Nou Estadi el día que recibió el carné de socio número 1 de la entidad. foto: cedida

Baltasar Marqués i Jordà asumió emocionado el pasado 18 de abril el carnet que le acredita como el socio número 1 del Gimnàstic. Un orgullo para un seguidor grana que creció en la grada del antiguo campo de la Avinguda Catalunya. Admite jocoso que le da un poco de «yuyu, porque eso quiero decir que soy muy mayor», pero no puede evitar ese halo de felicidad que supone ostentar tal honor y hacerlo, a sus 88 años, «en buenas condiciones de salud».

El club tiene fechada su inicio como socio en 1950. Aunque él recuerda que ya iba al campo mucho antes, «al menos fue socio infantil diez años». Fueron sus tíos los que le imbuyeron de los colores granas. Su padre, falleció en el frente, y eran sus tíos los que cogían de la mano del pequeño Baltasar y lo llevaban al estadio a ver al Nàstic. Desde el Gol Nord de la Avinguda Catalunya disfrutó del primer ascenso del club a Primera División. «Tendría 9 o 10 años y aunque no me quedaron los recuerdos de la celebración, sí de los sentimientos de felicidad que supuso para el club y la ciudad», explica. De esa plantilla histórica guarda retazos de los Balmanya, Soro, Babot, Panadés, etc. Figuras que asombraban al joven aficionado. Marqués sí que conserva bien la sensación que producía para él, que vivía en la Part Alta de la ciudad, acudir al campo de fútbol. «Aquello era como ir al desierto. Era un descampado. No había ninguna edificación cercana. Tan solo el campo, el club de Tenis, una pista de baloncesto y un campo de fútbol en el que jugaban partidos de empresas», cuenta Baltasar.

El idilio de Marqués con el Gimnàstic partió del fútbol, pero fue en el baloncesto donde tuvo oportunidad de poder lucir la camiseta del club de su vida. «Jugué con los reservas en la época de Genaro González (mediados de los 50), pero entre que no era demasiado bueno y trabajaba pues lo dejé», recuerda.

Ya en el Nou Estadi actual, en la Budallera, Baltasar Marqués fue habitual entre los aficionados de la Tribuna. Desde allí disfrutó de todos los triunfos modernos del Gimnàstic. «Siempre me lo he pasado bien. Cuando se ganaba y cuando se perdía. Hombre, cuando se sube hay un aliciente más, claro. Pero para mí es el Nàstic e ir al campo era para disfrutar del juego».

Cuando le preguntan sobre el mejor jugador que ha visto en el césped con la camiseta grana lo tiene claro: «Valero Serer, era un jugador especial». No olvida tampoco a Barceló o a Soro «que se quedó a vivir a Tarragona después de retirarse». Futbolistas de mucho talento que hicieron las delicias sobre el verde de Tarragona.

El encuentro frente al Ibiza fue su regreso al Nou Estadi después de mucho tiempo. Aunque sigue siendo socio, solo acude en situaciones excepcionales, como fue recibir el carné del Gimnàstic con el número 1. Los horarios no ayudan a que pueda desplazarse al campo. Pero eso no impide que esté al día de todo lo que rodea al Nàstic. «Lo sigo constantemente. Soy suscriptor del Diari de Tarragona y lo primero que leo, después de las necrológicas, son los Deportes para saber qué pasa en el Nàstic», puntualiza este joven que se enamoró y casó con la hija del jefe de personal del Club Gimnàstic. «Por pura casualidad», asegura, pese a que es inevitable pensar en algo de la mística acerca de esa unión.

Un tarraconense de pura cepa. Lo que hoy se llamaría un TTV, ‘tarragoní de tota la vida’, vinculado a la cultura de la ciudad como miembro de la Confraria de la Sang y exDirector de la Escola de Maestría, además de dar clases en la Universitat Rovira i Virgili y autor del libro ‘Tarragona ciutat. La pagesia a la Part Alta. Records d’infantesa’.

Desde abril ya tiene el honor de conservar el carné de socio número uno. El primer aficionado de todos los nastiqueros.

Temas

Comentarios

Lea También