CB Salou, CBT y CB Valls vuelven a la competición

Los tres equipos lo hacen con la intención de seguir en la parte alta de la tabla

Jaume Aparicio López

Whatsapp
El jugador del CB Salou Artur Alaminos penetra a canasta en el derbi ante el CB Valls que cerró el 2021. foto: ángel ullate

El jugador del CB Salou Artur Alaminos penetra a canasta en el derbi ante el CB Valls que cerró el 2021. foto: ángel ullate

Casi un mes después del último partido que jugaron, CB Salou, CB Tarragona y CB Valls regresan a la pista en el retorno de la Liga EBA. Una vuelta al parqué envuelta en la incertidumbre provocada por continuos casos positivos de Covid-19 que se pueden ir dando. El protocolo establece que todos los equipos deben pasar un test de antígenos 72 horas antes del partido, pero aún así, en el punto en que se encuentra la pandemia la aparición de brotes no se puede descartar hasta minutos antes del partido, casi. En este sentido, la Federación Española de Baloncesto (FEB) marca que a partir de dos resultados positivos se considera todo el equipo quedaría en cuarentena durante 7 días. Eran 10 pero la actualización de las autoridades sanitarias ha recortado a siete los días en confinamiento. 

Al mismo tiempo que se acostumbran a una situación que se puede alargar unas cuantas semanas, los equipos tarraconenses concentran sus esfuerzos en mantenerse en la parte alta de la tabla para pelear por las plazas de ascenso a LEB Plata. CB Valls y CB Tarragona, segundo y cuarto clasificado de la Conferencia C-1, presentan el mismo balance: ocho victorias y tres derrotas. El CB Salou les sigue de cerca con una  victoria menos, pero con una dinámica rotundamente ascendente. El conjunto de la Costa Daurada acabó el 2021 con cuatro victorias consecutivas. Las dos últimas de especial relevancia ya que se impuso tanto en el derbi ante el CBT (68-50) como frente al CB Valls (66-79).

«Estábamos en un momento muy bueno tanto en el apartado físico como en el mental. Hay veces que el parón te viene bien y otras no. Ahora no estamos mal, pero nos gustaría estar mejor, admitía el técnico salouense, Jesús Muñiz. Su equipo tratará de aprovechar lo que quede de esa buena dinámica para visitar a partir de las 18.30 horas la pista del líder, El Olivar, equipo vinculado al Basket Zaragoza de la liga ACB que solo ha concedido dos derrotas en lo que va de temporada. Un partido complicado pero que no asusta al entrenador amarillo: «También eran complicados los dos duelos anteriores y nos sirvieron para reengancharnos con la parte de arriba. Tenemos que usar la experiencia que adquirimos en esos partidos. No vivir de ella pero sí sacarle partido». 
El Olivar cuenta con una plantilla joven pero sobradamente talentosa. Empezando por Aday Mara, al que consideran el gran talento del baloncesto español y que ha debutado en ACB. «Es un excelente jugador que hace muchas cosas pero el equipo no trabaja para él. El Olivar tiene una gran riqueza táctica. Muchos conceptos y una enorme capacidad de salir al contragolpe. Será difícil pero vamos con ilusión». 

Partido asequible para el CBT

En el Serrallo, a partir de las 19.00 horas, el CB Tarragona quiere reencontrarse con la victoria y las buenas sensaciones. Los de Berni Álvarez acabaron el año con dos derrotas a cuál más incómoda. Una en el derbi ante el Salou y otra en la visita del Olivar. El técnico azulado señala que su equipo tiene muchas ganas de regresar a la pista: «Volvemos a competir después de mucho tiempo sin hacerlo. Estas semanas han sido complicadas. Pese a ello queremos competir bien y sobre todo volver a ganar en el Serrallo y recuperar las buenas sensaciones».

A priori, el Sant Cugat parece ser una víctima propicia. En el partido de la primera vuelta en la pista barcelonesa, en la jornada inicial, los tarraconenses se impusieron de 40 puntos (55-95). Berni Álvarez no se confía y advierte que «han mejorado ostensiblemente», respecto a ese partido. El CBT tendrá la baja de Victor Vinós.

El Valls, a recuperar la línea

El CB Valls acabó el 2021 con buenos resultados (cinco victorias y una derrota) pero con una dinámica de sensaciones algo extraña. «Físicamente estábamos mermados. Teníamos muchos jugadores forzando para jugar y sin una buena rutina de trabajo que nos hizo perder ritmo y la imagen de equipo sólido y físico», explica Oriol Pozo. No es que con este parón haya mejorado mucho. La pandemia no les ha permitido disputar amistosos previstos y tampoco contar con todos los efectivos para las sesiones preparatorias. Pero toca competir. Y lo hará a partir de las 19.00 horas en la pista del Barberà, colista con solo una victoria y once derrotas. Pese a ello Pozo advierte de que «no es una pista fácil, tiene una plantilla mejor de lo que dice su posición en la tabla». El técnico admite que «no estamos en nuestro mejor momento pero no tenemos margen de error si queremos seguir en la parte alta». 

Temas

Comentarios

Lea También