Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Deportes

CD Numancia, un modelo de gestión

El empresario Francisco Rubio ha diseñado un club limpio desde que se hizo cargo en 1993. Hoy, la entidad soriana acumula 20 temporadas consecutivas en la Liga de Fútbol Profesional sin urgencias

Marc Libiano

Whatsapp
Imagen del nuevo estadio de Los Pajaritos. Foto: CD Numancia

Imagen del nuevo estadio de Los Pajaritos. Foto: CD Numancia

Soria siente orgullo por su Numancia. En una provincia que no alcanza los 100.000 habitantes, el equipo de fútbol sobrevive ante los monstruos económicos que componen la elite. Ningún equipo modesto puede presumir de 20 temporadas consecutivas bajo el régimen de la Líga de Fútbol Profesional. Sólo el Numancia. El secreto cuenta con nombre y apellidos; el empresario de la construcción Francisco Rubio, un presidente que cambió la historia de la entidad con una gestión ejemplar. Tomó las riendas del Numancia en la 1993-94. Sigue al frente.
La idea de Rubio dispone de un lema sencillo; «No gastar más de lo que se tiene». El Numancia dispone actualmente de un presupuesto algo superior a los 8 millones de euros. No se trata de flor de un día. Lo ha ido construyendo a través de esa supervivencia limpia, sin prometer cifras imposibles. En la actual primera plantilla no existen distancias siderales en salarios. Todo lo contrario. Se ha establecido un límite salarial para no generar celos ni alarmas. También para no alterar la estabilidad de la tesorería. 

Todavía en Segunda B, la ciudad de Soria se instaló en el foco en 1996, cuando protagonizó un milagro pionero en Copa. Fue conquistando eliminatorias hasta cruzarse con el Barcelona del mítico Johan Cruyff. Lotina dirigía aquel grupo modesto, en el que también destacaba el prestigioso periodista de Canal Plus Raúl Ruiz. Aquel sueño significó un punto de inflexión en la historia moderna del Numancia. Se agarró algo de dinero y muchísimo reconocimiento. La zancada definitiva hacia el universo profesional.

En 1999, se inauguró el nuevo estadio de Los Pajaritos, construido en tiempo récord. Menos de un año. Fue la primera obra para agigantar los pasos del Numancia, que en 2004 estrenó otra casa, la nueva Ciudad Deportiva Francisco Rubio, en honor al presidente. Bajo esos cimientos y unas directrices rigurosas, el club camina en el equilibrio. Su idea ha calado tanto que la Liga de Fútbol Profesional la muestra a menudo como ejemplo de subsistencia. Nadie se atreve a discutir un modelo que parte desde la escasez. Soria, la ciudad, no supera los 40.000 habitantes.
La firmeza del modelo ha llevado a su director general, Víctor Martín, ha convertirse en vicepresidente segundo de La Liga. César Palacios, un excapitán de Osasuna que finalizó su trayecto en activo en Soria, disfruta de la responsabilidad deportiva. Cuenta con la confianza del Consejo de Administración, que delega en la validez de los fichajes. 
3.000 abonados
Hace unos días, el mismo Numancia, a través de sus canales oficiales, anunciaba que había alcanzado la cifra de 3.000 abonados de cara a la aventura de esta temporada en la categoría de plata. En este sentido, el Reus podría verse reflejado en ese espejo, ya que en la capital del Baix Camp se transita en unos parámetros similares. Derroche económico sostenible y crecimiento progresivo en cuanto a masa social. Sin duda, el de los Pajaritos, es un ejemplo fiable.

Temas

Comentarios

Lea También