Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Deportes FÚTBOL

CF Reus-Mallorca: El partido de la ensaimada

234 ensaimadas vendidas en un día es el récord particular de Salva y Luisa, que mantienen viva la tradición mallorquina en su negocio de Reus. Celebran la presencia de su Mallorca en el Estadi este domingo

Marc Libiano Pijoan

Whatsapp
Luisa y Salva elaboran sus especialidad de respostería, la ensaimada mallorquina. Foto: Alfredo González

Luisa y Salva elaboran sus especialidad de respostería, la ensaimada mallorquina. Foto: Alfredo González

Sobre las seis de la mañana, los hornos y las entrañas de la inmensa sala cocinera de Delicies de Mallorca encienden sus fuegos para iniciar una jornada laboral maratoniana. No hay respiro y sí disfrute. El negocio es una forma de vida para Salva y Luisa, la pareja que se desvive por las tradiciones de la isla balear y que, además, se nutre de ellas. Sobre todo de la ensaimada, ese dulce producto que patentaron en Palma y alrededores, sobre todo por su peculiar y deliciosa forma de presentarlo. Salva curioseó recetas y milagros, pero no daba con la tecla. Necesitó personarse en Palma para encontrar la llave. Hubo suerte, mantenía familia en el lugar y alcanzó el éxito. Sus manos artesanas han convertido el negocio, que él mismo trasladó, en un clásico de Reus, desde el año 2000, cuando se inició la aventura. Hay récords sublimes y muchas horas de dedicación.

Luisa presume de raíces y mallorquinismo. Nació en Palma y vuelve cuando encuentra un hueco “Es mi lugar, allí tengo a mi gente. Aquí me vine sola”. Sólo Salva la convenció para dejar la tierra repleta de nostalgia. No se arrepiente, aunque celebra la presencia de su Mallorca este domingo, en el Estadi. Se nutre de recuerdos y su cerebro viaja rápido. Familiares y experiencias mil. “Que gane el mejor, aunque el Mallorca tira”. Los dos protagonistas comparten viaje con Kevin, su hijo de 14 años. Muy futbolero. Simpatiza con el Mallorca, pero no oculta colores. Es reusense de cuna y juega en La Pastoreta, aunque sueña con vestir la rojinegra, la que hoy luce por todos los campos de Segunda División, alrededor de la península.

La elaboración de la prestigiosa ensaimada gigante le quita cinco minutos de tiempo a Salva, que no esconde su récord particular en un día. “Hicimos y vendimos 234 en un domingo de calçotades’. En una semana, el negocio puede repartir hasta 600. Hay para todos los gustos, incluso rellenas de chocolate y crema, las preferidas por los paladares ganxets. Y es que en Reus, Delicies de Mallorca ya se ha transformado en un lugar de culto de la repostería.

El goteo de clientela se acentúa tanto los fines de semana que los protagonistas apenas acuden al descanso al mediodía. Incluso, ya no se hace extraña la imagen típica de colas alrededor del local los domingos por la mañana. De hecho precisan aumentar el personal de la tienda, que ahora se ha ampliado con el diseño de la cafetería alternativa. No cierran. De ahí que su presencia en el Estadi para disfrutar del fútbol en directo resulte imposible. En todo caso estarían encantados de recibir a la expedición del Mallorca. “Si quieren pasarse antes del partido estaremos encantados”, aseguran. La pandilla de Olaizola se presentará en Reus el sábado. Varemos si se dejan ver.

Ni siquiera el derecho de pertenencia mallorquín sobre ese producto tan típico de la isla balear frenó el entusiasmo de la pareja peculiar, que se atrevió con una propuesta innovadora que, de momento, ha resultado. “Ellos piensan que fuera de Palma no se pueden hacer ensaimadas como allí, pero no es así”, confiesa Salva. En parte puede resultar hasta lógico. La ensaimada ha creado una mística incuestionable que enorgullece a los habitantes de Palma. Su historia ya forma parte de los días previos a una cita seductora. El histórico Mallorca visita Reus, en un auténtico partido de la ensaimada.

 

 

Temas

  • DEPORTES

Lea También