Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

CF Reus-Nàstic: Camino del lleno

El club rojinegro está a un paso de colgar el cartel de «no hay billetes» para el derbi. Quedan unas 100 entradas en la zona de tribuna baja del Estadi municipal

Marc Libiano

Whatsapp
En la tienda oficial del CF Reus, el goteo de aficionados se ha acentuado en las últimas horas. FOTO:Alfredo González

En la tienda oficial del CF Reus, el goteo de aficionados se ha acentuado en las últimas horas. FOTO:Alfredo González

El Estadi municipal de Reus volverá a ponerse el frac para recibir al tercer derbi de la era profesional entre Reus y Nàstic. La respuesta del gentío ante esa fecha que los hinchas de los dos equipos suelen marcar en fluorescente en el calendario ha vuelto a ser espectacular.

El Reus anda cerca de colgar el “cartel de no hay billetes”. No lo ha hecho todavía porque restan por vender un centenar de entradas que se encuentran en la zona más baja de la Tribuna baja. Es la zona con menos visibilidad del recinto. El club no descarta que el mismo domingo quedan algunas en taquillas precisamente por ese pequeño problema. En todo caso, el derbi va camino del lleno. De nuevo dejará la mejor entrada de la temporada.

El aforo total que dispone el Estadi municipal es de 4.300 asientos y el Reus facilitó esta semana un pack de 350 entradas al Nàstic, 307 de ellas han sido vendidas a sus aficionados, que quedarán situados en la zona de lateral, la habitual para las aficiones visitantes. Desde una hora y media antes del partido, las puertas del recinto del polígono Agro Reus se abrirán para que no haya colapsos. El dispositivo montado para organización del certamen se activará dos horas antes del partido.

Partido de máximo riesgo

Los cuerpos de seguridad han declarado el derbi como partido de máximo riesgo, por lo que se intentará que las dos aficiones no se mezclen en exceso en los aledaños del estadio y no ocurra lo que pasó hace dos temporadas, con lanzamientos de objetivos por parte de los dos bandos justo en los accesos al recinto. Habrá controles policiales en todo momento y los hinchas granas entrarán por la puerta habilitada justo al lado del aparcamiento privado. Desde allí accederán a su grada.

Los dos clubs se han encargado de hacer un llamamiento a la paz y al disfrute durante toda la semana. No se han producido declaraciones altisonantes en ninguno de los dos equipos y el partio llega en un clima relajado ideal para esquivar la polémica y los incidentes. Ya durante el pasado curso se limitaron las disputas y no hubo que lamentar agresiones ni encontronazos.

El Reus mantendrá hoy el horario habitual de venta de tickets que ha llevado a cabo durante toda la semana para intentar agotar el papel y vivir un día histórico de público. Si todavía quedan entradas libres. éstas se facilitarán en las taquillas del mismo Estadi horas antes del derbi.

Las dos aficiones ya han puesto de su parte para que el domingo vuelva a recordarse como un día elegido de derbi. Sólo resta ver qué van a ofrecer los dos equipos sobre el césped del Estadi a partir de las 18.00 horas. La suerte está echada.

Temas

Comentarios

Lea También