Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

(CF Reus) Un triunfo para aliviar la tensión

El Reus buscará hoy (19 h.), en su debut como local, la primera victoria de la temporada en un ambiente de tirantez tras conocer esta semana los impagos a la plantilla de los últimos meses
Whatsapp
El delantero rojinegro Edgar Hernández (c), en el derbi ante la Pobla donde abrió la lata. Foto: Alfredo González

El delantero rojinegro Edgar Hernández (c), en el derbi ante la Pobla donde abrió la lata. Foto: Alfredo González

En una situación delicada, con la noticia de los impagos a la plantilla de los últimos meses recién publicada esta semana, el Reus afronta el primer partido como local de la temporada más exigente en la historia del club. Ya se conoce que el objetivo es el play off. Yse espera cierta regularidad y carácter durante el trayecto para creer en el ascenso desde el minuto uno. Los primeros problemas del curso han aparecido pero no sobre el césped, sino en los despachos, o mejor visto en cuentas bancarias vacías. Abrigado en este clima de tensión, la escuadra rojinegra encara esta tarde a partir de las 19h la segunda jornada liguera ante el Espanyol B.

Pese a que el problema de liquidez afecta directamente a futbolistas y cuerpo técnico, éstos han trabajado durante el verano y han competido en los primeros compromisos oficiales de la campaña como el choque de Copa Catalunya ante el Lleida (triunfo por 2-1) y el debut de liga contra la Pobla (empate, 1-1). Su profesionalidad no se pone en cuestión, y han seguido cumpliendo con sus obligaciones laborales toda la semana, preparando el encuentro de hoy ante el filial ‘perico’.

Natxo González cuenta con la vuelta de su capitán para la cita de esta tarde. Jaume Delgado, recuperado de sus molestias en el tobillo, se ha entrenado con normalidad durante la semana y podría aparecer en el once ya que casi siempre se ha erigido como un fijo para el entrenador vitoriano. Siguen causando baja por problemas físicos en el bloque reusense el central Dinis y el mediapunta Vítor.

El míster, comprometido

Natxo González se mostró satisfecho con la profesionalidad de sus jugadores en la previa del partido y remarcó que «el día a día es fantástico y demuestran que son responsables trabajando siempre al máximo nivel». Acerca del rival, el entrenador apuntó que destaca por «su velocidad y dificultad para contrarrestar las transiciones defensa-ataque, que es uno de sus puntos fuertes, como ya demostraron ganando a todo un Lleida».

El Espanyol B, por su parte, encara el choque como uno de los desplazamientos complicados del curso. Pese a ello, ya demostró la semana pasada que es capaz de competir al mismo nivel que los conjuntos fuertes del grupo al derrotar al Lleida por la mínima. Por otro lado, Lluís Planagumà lamenta la baja de Marc Roca, lesionado, mientras que dispone de Marc Caballé y Mamadou, ambos a caballo con el primer equipo.

El técnico del filial ‘perico’ explicó esta semana que el Reus «sólo ha realizado cinco incorporaciones y todas pensadas en mejorar el bloque. Juegan de memoria y es un rival muy complicado de superar». Respecto a la complejidad del desplazamiento, en el que perdió el año pasado (1-0), apuntó que «es uno de los más exigentes de la temporada. Este primer viaje es más complicado que el debut en casa y pondrá a prueba nuestro crecimiento».

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También