Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Cadiach se cita por cuarta vez con el Broad Peak

El tarraconense partirá dentro de tres semanas hacia Pakistán a la conquista del único ochomil que le falta 

Francesc Joan

Whatsapp
Òscar Cadiach, entrenándose hace unos días en una vía de escalada ubicada en Oliana.

Òscar Cadiach, entrenándose hace unos días en una vía de escalada ubicada en Oliana.

La actividad resulta frenética estos días en el Himalaya: a la cima de Kilian Jornet en el Everest por la cara norte se le suma el inminente ataque de Ferran Latorre por la sur; la ascensión de hace unos días de Alberto Ceraín al Annapurna; el abandono de Carlos Soria en el Dhaulagiri y el de Núria Picas en el Makalu. Buena parte de los mejores alpinistas han movido ya ficha esta primavera en algunos de los 14 ochomiles de la Tierra. Las cimas que escalan cuentan en esta época, a priori, con las condiciones climatológicas óptimas para ser ascendidas.

A Òscar Cadiach, en cambio, no le queda otra que esperar. La única cumbre que le falta al tarraconense para completar los 14 ochomiles, el Broad Peak,  se sube habitualmente en verano. Lo sabe bien el experto montañero, que ya ha puesto fecha y ultima su cuarta expedición consecutiva a este gigante de 8.047 metros ubicado en Pakistán.

Cadiach partirá en concreto dentro de tres semanas para acometer su aventura.También se sabe que una vez en el campo base se integrará en una cordada internacional compuesta por suizos, alemanes y austriacos. Una situación que no es nueva para él, ya que en anteriores ocasiones ha escalado sin ningún conocido de antemano a su lado.

Un referente

De hecho Cadiach es tan referente, por su experiencia, trayectoria y palmarés, que no se descarta que dirija la estrategia del equipo a la hora de equipar la ruta previa y llevar a cabo el ataque a cumbre, que podría acometerse a primeros de julio. 

De conseguir la cima del Broad Peak Òscar podría ser el primer catalán en completar los 14 ochomiles siempre que el barcelonés Ferran Latorre no haya logrado antes el Everest. Va a intentarlo en breve.

En el trekking previo que debe llevarle hasta el campo base y discurrirá por el glaciar del Baltoro sí le acompañarán el también tarraconense Sebastián Poy y un par más de senderistas catalanes que han querido acompañarle.

Esta próxima expedición será la cuarta consecutiva de Cadiach al Broad Peak principal. En las dos últimas (2016 y 2015) ni tan siquiera pudo realizar ataques convincentes a cumbre debido a las malas condiciones meteorológica, que les impidió tanto a él como a sus compañeros progresar más allá de la cota de los 7.500 metros. En 2014 sí lo tuvo muy cerca. Abandonó a sólo 22 metros de la cumbre debido al cansancio acumulado y al esfuerzo que aún les restaba.
Cadiach sí ha escalado el Broad Peak central ( 8.011 metros),  en 1992, y el Broad Peak norte (7.600 metros), en 1990. El último ochomil que ascendió el tarraconense  fue el G-1 (8.068 m.), en 2013.

Nives Meroi y Romano Benet culminan los 14 

Dos alpinistas italianos, Nives Meroi y Romano Benet, lograron hace unos días el objetivo de conquistar los 14 ochomiles sin oxígeno que también persigue Òscar Cadiach. Tras alcanzar la cima del Annapurna el pasado 11 de mayo ambos se convirtieron además en la primera pareja que los ha logrado siempre escalando juntos.

Por si fuera poco Nives Meroi es la persona de mayor edad que ha completado los catorce sin oxígeno, con 55 años y 236 días, y Romano Benet, la segunda, con 55 años y 21 días.

Son el 16ª y el 17ª alpinistas de la historia que culminan el reto de los 14 sin oxígeno. Hacía tres años que nadie lo conseguía, en concreto desde que el checo Radek Jaros lo lograra en 2014.

Nives Meroi y Romano Benet, que estuvieron en Tarragona en 2014 durante el ciclo de conferencias de montaña que organiza la Diputació y el Club Alpí K-2, pudieron completar así su gran sueño, que había quedado detenido en 2009 tras su expedición al  Kangchenjunga. Romano se vio obligado a retirarse, en principio por mal de altura, aunque luego le fue diagnosticada una grave enfermedad que le obligó a sufrir dos trasplantes de médula. Una vez recuperado retomaron la actividad alpinística en 2014, con su regresso y ascensión al Kangchenjunga. Luego vinieron el Makalu, en 2016, y el Annapurna, en 2017.

Temas

Comentarios

Lea También