Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Campins, siempre en guardia

Durante sus dos cursos como rojinegros, le ha tocado suplir a Benito y Miramón por un puesto en el once

Juanfran Moreno

Whatsapp
Campins en un partido de la pasada temporada. Foto: Alfredo González

Campins en un partido de la pasada temporada. Foto: Alfredo González

La irrupción de Joan Campins en la dinámica rojinegra del curso pasado fue incontenible. Sorprendió, puesto que el vivir a la sombra de un lateral como Alberto Benito con solo 21 años no debe ser sencillo. Para el carrilero diestro, sin embargo, pareció serlo. Esta temporada le ha tocado lidiar con un nuevo duro rival por un puesto en el once, Jorge Miramón.

El lateral balear no debutó con la camiseta del Reus en la liga pasada hasta la jornada 14 frente al Alcorcón. La causa era evidente. Natxo González tenía fe ciega en Alberto Benito y Ángel Martínez para los carriles. No contemplaba su once sin la figura de estos dos futbolistas salvo imprevistos.

Y el imprevisto llegó en la jornada 19 en forma de lesión para Alberto Benito. El carrilero de Altafulla quedó en el dique seco durante dos meses, tiempo que aprovechó Joan Campins para irrumpir con fuerza en el once titular. La falta de ritmo no le condicionó. De hecho, parecía que había sido el titular en el lateral derecho del Reus durante la primera parte de la temporada.

Con un fútbol tremendamente ligado a su personalidad, el balear condicionó para bien el ideario rojinegro. Sus subidas por la derecha eran incontenibles cuando alcanzaba su pico de velocidad. Con o sin balón siempre generaba peligro en el flanco diestro. A nivel defensivo, mostraba ser un lateral sin demasiados despistes. Y los que tenía, los corregía gracias a su velocidad.

Sin embargo, tras el regreso de Benito, Campins volvió al banquillo. Solo pudo disfrutar de la continuidad durante seis partidos. Un duro varapalo para sus aspiraciones. Sus actuaciones habían sido convincentes y en el Estadi ya corría el rumor de que el balear estaba más que preparado para pelear por un puesto con Benito. Natxo González no pensó lo mismo.

Miramón, nueva amenaza

El tramo final del curso pasado dejó un claro aviso para el balear. Miramón fue utilizado como carrilero derecho por el técnico vasco, llegando a desplazar a Benito al flanco izquierdo. El de Altafulla iba a tomar rumbo a La Romareda, pero el maño iba a terminar firmando su ampliación de contrato. La temporada siguiente habría nuevo rival en la derecha.

Y así ha sido. Jorge Miramón se ha terminado consolidando en el lateral derecho. Comenzó la temporada en la medular, pero Garai optó darle continuidad al invento realizado por Natxo González en el tramo final del curso pasado. Campins ha vuelto a ser el gran damnificado. Y eso que comenzó la temporada como titular.

En total, el de Mallorca acumula siete apariciones, solo dos menos que la temporada pasada. Sin embargo, su irrupción tras la lesión de Miramón no ha sido tan prometedora. Campins ha sacado su lado más humano. La falta de ritmo de competición se acaba pagando. Sin embargo, el Reus confía en que vuelva a recuperar aquella versión arrolladora que dejó boquiabierto al Estadi. Este sábado ante el Alcorcón tiene una buena oportunidad para ello. 

Temas

Comentarios

Lea También