Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Deportes FÚTBOL

Capitanes del mejor derbi de la historia

Ramón Folch (CF Reus) y Xavi Molina (Nàstic) han coincidido este jueves en el escenario del duelo del domingo, el Estadi Municipal

Jaume Aparicio López

Whatsapp
El reusense Ramon Folch y el tarraconense Xavi Molina en el encuentro de este jueves en el Estadi Municipal de Reus. FOTO: ALBA MARINÉ

El reusense Ramon Folch y el tarraconense Xavi Molina en el encuentro de este jueves en el Estadi Municipal de Reus. FOTO: ALBA MARINÉ

Lucir el brazalete de capitán del equipo de tu ciudad es el sueño de cualquier niño que se cuerda las botas de fútbol por primera vez. Hacerlo en un derbi, cargado de ‘piques’ amistosos desde las categorías inferiores, engrandece todavía más al portador de ese emblema en el brazo izquierdo. Si además, es el primer duelo en Segunda división, convierten esos 90 minutos en una experiencia única. Ramon Folch (CF Reus) y Xavi Molina (Nàstic) serán los dos afortunados que lustrarán aún más la imagen del considerado mejor derbi de la historia, por ser el que se disputa en la categoría más alta en la que se han encontrado ambos conjuntos.

Xavi Molina, un tipo formado en La Canonja, con una etapa rojinegra, desgrana el sentimiento que «si el míster me pone en el once», especifica, vivirá en el Estadi Municipal:«Será bonito, y supongo que para la afición también será especial, ver a dos futbolistas de la tierra representando a CFReus y Nàstic».

Al reusense se le pone «la piel de gallina con solo pensar en ese momento previo a saltar al césped para hacer el calentamiento». La imagen a la salida del túnel de vestuarios impacta con «tantas camisetas rojinegras y el estadio lleno», afirma Folch.

Fecha señalada

Ni en Reus, ni en la Canonja el derbi pasa desapercibido. Es un partido marcado en rojo desde el día que se desvela el calendario de competición. A medida que se acerca la fecha el ambiente se revoluciona. «Hace tres semanas que mis amigos tienen el derbi en mente», relata Ramon. A Molina son las amistades de Reus los que llevan jornadas recordándole el duelo. «Cuando no nos salían las cosas me decían ‘seguro que venís aquí y ganáis’», explica.

Es imposible no darle vueltas a un partido de este calibre. Por muchos intentos de naturalizar que hagan entrenadores y jugadores. Son tres puntos, pero vaya tres puntos. El ganador tiene mofas aseguradas. Bien lo sabe el grana. Las estadísticas están a su favor. Tres victorias en los últimos cuatro derbis. Unos antecedentes que Folch quiere «cambiar» y que Molina sólo piensa en mantener «por la importancia de los tres puntos para nosotros a nivel clasificatorio y porque borraría muchos males». El canongí, no obstante, quita hierro al asunto de los números: «Ni las estadísticas, ni la posición de la tabla influyen en este tipo de partidos».

Ambos coinciden que «será un choque intenso y bonito». Imposible de abstraerse del ambiente. Del ruido ensordecedor de las hinchada que se apodera de los 22 protagonistas. «Se nota en el campo, porque todos vamos al 200% y eso, a veces, embarranca el fútbol, pero no se puede evitar», explica el defensa grana. Es un derbi. No hace falta decir nada más.

Los dos futbolistas comparten recuerdo de derbi. El de 2014 en el Estadi de Reus. 0-1 para el Nàstic. «No merecíamos perder», rememora el ‘capi’ reusense. El grabado de Molina es mucho más alegre. Doble ración de felicidad. Por la afición y por el autor del único gol, Ferran Giner. «Le salió la jugada perfecta. Un premio justo a su trabajo», destaca el defensa grana.

Examen rival

A la hora de examinar al rival se muestran comedidos. Ninguno quiere conceder pistas. «Es un equipo fuerte, con pocos puntos débiles, que no os voy a decir porque serán los que intentaremos hacer valer el domingo», suelta Ramon Folch acompañado de un enorme sonrisa.

Xavi Molina desconfía de los futbolistas importantes del cuadro de Natxo González. «Hay que ir con cuidado con ellos y tratar de sacar partido de nuestras virtudes», dice el grana.

La buena marcha rojinegra en la liga –pese a las tres últimas derrotas– no sorprende al defensa del Nàstic. Ellos vivieron un momento similar el curso pasado. El rebufo del ascenso perdura en Segunda. Pero la dinámica no puede explicarlo todo. Para Xavi Molina el CFReus «tiene muy buen equipo y muchos argumentos para estar arriba».

En su primer curso en Segunda división, Ramon Folch ha captado cómo se las gastan los equipos. La competitividad democratiza el juego. «Tengas la plantilla que tengas y el club que seas si no compites los domingos o entras en una mala dinámica sufres».

Folch y Molina protagonizarán la primera fotografía de rigor del domingo, junto con el cuarteto arbitral. Luego quedarán engullidos por sus equipos y cederán los focos al actor principal, el balón.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También