Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Deportes Jóvenes campeones

Carles Coll, genes de campeón

El nadador tarraconense sigue en la piscina los pasos de su padres, Adolf y Mireia. Logró dos oros y cuatro platas en el último Campeonato de España infantil en las filas del CN Tàrraco

Francesc Joan

Whatsapp
Carles Coll, en la piscina del Tàrraco. foto: Lluís Milián

Carles Coll, en la piscina del Tàrraco. foto: Lluís Milián

Son las 5.30 de la mañana. El despertador suena en casa de los Coll Martí. Como cada martes y viernes Carles se levanta, desayuna y se marcha apresurado hacia el Club Natació Tàrraco. Apenas hay nadie a esa hora en las instalaciones del Passeig Torroja. Pero la piscina le espera. Así que se pone el bañador y se lanza el agua. Largo tras largo, se pasa hora y cuarto nadando una y otra vez esos 25 metros. Día tras día, seis a la semana en total, algunas veces por la mañana como hoy, y otros por la tarde. Entrenamientos que combina con las clases. Casi sin tiempo para nada más. Lo suyo es pura disciplina.

Carles no perdona ni una sola sesión. Sabe que son fundamentales para que luego, en las competiciones, aparezcan los resultados. Ésa es la metodología que aplica Ignacio Reyes, su técnico. Y su actuación en el reciente Campeonato de España infantil, en Gijón, no deja lugar a dudas: medalla de oro en los 50 y los 100 metros libres; plata en los 100 y 200 braza y en los 200 estilos y también en el relevo de los 4x100 estilos, un resultado histórico y sin precedentes para el club.

El botín no acabó ahí: su crono en los 200 braza (2.23.56 minutos, con una mejora de un segundo y medio respecto a su anterior marca personal) fue mínima para disputar los FOJE (Festival Olímpico de la Juventud Europea) que tendrán lugar del 23 al 29 de julio en Gyor (Hungría). Es la primera competición internacional para la que se ha clasificado y a la que acudirá con la selección española, aunque antes, este fin de semana, le espera también un meeting internacional en Italia en forma de triangular junto con los anfitriones y Alemania.

De los resultados de Gijón a Carles le ha quedado únicamente la espinita de haberse situado muy cerca de la miníma FOJEen los 200 estilos y en los 100 libres, donde eso sí su marca de 52 segundos y 92 centésimas supone para él una mejora de dos segundos en sólo seis meses.

Una auténtica brutalidad en esta modalidad en la que su padre, el reusense Adolf Coll, llegó a ostentar el récord de España absoluto en la distancia de los 50 y los 100 metros libres, además de ser internacional y quedarse a un paso de los Juegos Olímpicos de barcelona’92. La madre de Carles, la barcelonesa Mireia Martí, también triunfó a nivel estatal en espalda, pruebas de fondo y estilos.

Uno y otra, que se conocieron durante su época como deportistas de élite, dejaron en manos del propio Carles su decisión de dedicarse a la natación, que lleva en los genes. Él, que la probó por vez primera en unos cursillos de verano en el Reus Ploms, lo tuvo claro cuando a los 12 años le tocó decidir por qué modalidad debía decantarse.

El ambiente sano que se respira en la natación pudieron más que la exigente disciplina de entrenamientos de la que le advirtieron sus padres y a la imposibilidad de salir a menudo con la pandilla de amigos. En el Sant Pau, su colegio, el profesorado también le echa un cable concediéndole la flexibilidad necesaria para que pueda compaginar los estudios y un deporte tan sacrificado. Carles, a quien por cierto le gustaría estudiar Biología Marina, querría llegar lejos en la natación, aunque se limita a responder «hasta dónde pueda» cuando le preguntan.

Temas

  • DEPORTES

Lea También