Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Carles Mora pone rumbo a la Champions

El internacional deja atrás tres años en Alemania para fichar por el Avian Lycurgus Groningen, el campeón holandés, con el que jugará la previa para disputar la máxima competición europea

Raúl Cosano

Whatsapp
Carles Mora pone rumbo a la Champions

Carles Mora pone rumbo a la Champions

Carles Mora ya está acostumbrado a la elite. La habita con naturalidad. Hace tiempo que dejó de ser un joven con proyección surgido de aquel mítico Sant Pere i Sant Pau de Superliga previo a los recortes para convertirse ya en un referente y un líder del vestuario allá por donde pase. 

Después de curtirse tres temporadas en el Lüneburg alemán, disputando la potente liga alemana y llegando a jugar una final de Copa, el colocador tarraconense cambia de aires. Acaba de fichar por el Abiant Lycurgus Groningen, el ganador de la liga holandesa en los dos últimos años.

Mora, siempre de espíritu inquieto, recala ahora en un club grande y dominador del volei en el país. «Es una entidad que aspira a ganar todos los títulos holandeses, desde la Supercopa, a la Liga y la Copa. Conozco al entrenador, me había enfrentado a ellos en algún amistoso. Me ha dicho que cuenta conmigo», explica el tarraconense. 

‘Me motiva mucho poder jugar la previa de la Champions League. Eso ha sido la clave’

Sin embargo, hay un aliciente más que ha sido decisivo para convencer a Mora de enrolarse en el nuevo proyecto: «Jugaremos la previa de la Champions League, la máxima competición, y eso me motiva mucho».

En noviembre, Carles se jugará el pase a la competición de la excelencia continental. «Eso supone dar un gran salto, no sólo en visibilidad. Es un escaparate pero también me hace mucha ilusión jugar contra los equipos punteros del volei europeo. Al final, te enfrentas contra los mejores del mundo», cuenta. De no acceder a esa Champions, Mora podría igualmente jugar en competición europea, aunque lo haría en la CEV, el segundo torneo continental en importancia. 

El reto para Mora es volver a sentirse importante, después de una temporada algo enrarecida en la que había perdido cierto protagonismo en el Lüneburg, a pesar de que tenía sobre la mesa una oferta para continuar otro curso más con el combinado teutón. Él ha preferido cambiar de aires. En Holanda disputará una competición que arrancará en octubre y contará con 12 equipos. Los seis primeros jugarán una segunda parte del torneo cuyos dos primeros clasificados se verán las caras por el título en duelos directos. «En Alemania jugaba unos 28 partidos por temporada. Aquí serán 40, es algo más exigente». En la Bundesliga Mora se ha curtido en una competición muy exigente a nivel físico. Él, fogueado en equipos españoles como el Ibiza, el Zaragoza o el CAI Teruel, ha aprendido a echarse al equipo a sus espaldas. A sus 27 años, su liderazgo en la pista es tal que incluso el nuevo entrenador se plantea darle la capitanía.

El Abiant Lycurgus Groningen contará con ocho jugadores holandeses, mezcla de proyección y figuras consolidadas, y cinco extranjeros, para puestos clave como el de líbero o el opuesto.

Mientras llega la hora de emigrar a Groningen –una ciudad de unos 190.000 habitantes al norte de los Países Bajos– a finales de agosto, Carles Mora disputa durante este verano el circuito catalán de voley playa y espera una llamada de la selección, donde es internacional absoluto. 

De momento, probar las mieles de la Volleyball Champions League es el siguiente desafío del chico que dejó Tarragona y su Sant Pere i Sant Pau del alma para brillar con luz propia en el voleibol del viejo contintente. 

Iñaki Bescós le tentó para irse a L’Illa Grau

Además de la oferta de renovación del Lüneburg alemán donde militaba, Carles Mora tenía otras propuestas sobre la mesa. Una de ellas procedía de L’Illa Grau de Castellón, el club que acaba de subir a Superliga, la máxima categoría en España. Allí, el entrenador tarraconense Iñaki Bescós, excompañero de Mora hace unos años en el SPiSP, está armando un proyecto de garantías para la elite y le ofreció fichar. Mora ha preferido vincularse al campeón holandés. También rechazó una oferta para jugar en la segunda división de Francia. 

Temas

Comentarios

Lea También