Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Carreras, destituido como técnico del Nàstic

El Consejo de Administración decidió cesar al técnico grana después del mal inicio liguero

Jaume Aparicio

Whatsapp
Lluís Carreas ya no es entrenador del Nàstic. Foto: Pere Ferré

Lluís Carreas ya no es entrenador del Nàstic. Foto: Pere Ferré

Lluís Carreras ya no es entrenador del Nàstic. Los pésimos resultados logrados (un punto de doce posibles) y la imagen del equipo sobre el césped ponen al entrenador de Sant Pol han provocado que el club haya decidido cesarlo de su cargo. Si ya lo era después de la debacle frente al Sporting de Gijón (0-4), la eliminación copera ante el Lugo y la derrota en Cádiz (2-0) han provocado la destitución del técnico catalán . 

Aunque el viernes en caliente, tras la disputa del partido, parecía que tendría una oportunidad más en el Nou Estadi frente al Albacete, las dudas no pararon de aumentar y finalmente se decidió sustituir al catalán. 

A Lluís Carreras le quedaban muy pocos respaldos en el club. La pelota estaba en el Consejo de Administración de la SAD, presidida por Josep Maria Andreu. Todo el organigrama por debajo de ellos tenía clara la postura de prescindir del técnico cuanto antes.

Los jugadores le defendían a capa y espada, como toca, pero no escondíann la preocupación por la realidad deportiva. Las cosas no funcionaban en los entrenamientos y eso se reflejaba sobre el terreno de juego. En Cádiz, sin embargo, las piezas parecieron encajar mejor en el primer tiempo. El equipo estuvo serio. Anuló al Cádiz y tuvo criterio para controlar el balón sin perderlo a las primeras de cambio. Provocó que la impaciente afición gaditana dedicara pitos a su equipo en alguna fase del encuentro, cuando perseguían la pelota sin atraparla.

El buen trabajo se fue al traste con el gol de Barral. Volvió el desconcierto habitual a las filas granas con cambios de posición y de jugadores que no acabaron de encajar. 

Carreras era consciente de su precaria situación. Conoce los fundamentos del fútbol marcado por los resultados. Tampoco le habían ayudado algunas decisiones técnicas que parecían mantener un delicado pulso con sus superiores. Además, cargaba con el fantasma del curso anterior. Un pasado que pesa y ha hecho crecer la impaciencia. “Estoy preparado para todo”. Era el mensaje que hizo en la previa al encuentro en Cádiz y también en la rueda de prensa posterior. Defendió estar “con ganas de sacar esto hacia adelante”. Pero para ello debe tener la confianza del club y en estos momentos la ha dejado de tener. 

Temas

Comentarios

Lea También