Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Chechu Grana, de Tercera División a defender la portería del CF Reus

El guardameta del CF Reus B será el séptimo en debutar con la camiseta del primer equipo. La marcha de Badia y la lesión de Freixanet le encumbra a defender la meta rojinegra

Juanfran Moreno

Whatsapp
Chechu Grana será el séptimo jugador del filial en debutar con el primer equipo. Foto: CF Reus

Chechu Grana será el séptimo jugador del filial en debutar con el primer equipo. Foto: CF Reus

Si de algo puede presumir el CF Reus es de tener un filial que nunca le ha fallado cuando ha tenido que recurrir a él. En una temporada de pesadilla, unos jóvenes descarados han dado la talla siempre que se han enfundado la zamarra del primer equipo. Alfred Planas, Gonzalo Pereira, Oriol Ayala. Ruben Enri, Adrià Arjona, Martí Vilà y Adrià Guerrero han sido hasta ahora los hombres que han debutado con el primer equipo. Lejos de padecer el vértigo, lo han amado. Porque la vida da oportunidades a los que las buscan, no a los que las esperan.

El siguiente integrante del filial que va a debutar con el primer equipo va a ser Chechu Grana (Gijón, 1995). No estamos ante un debut cualquiera. Estamos ante el debut del portero del CF Reus B. Para bien o para mal, la posición de guardameta es especial. Quizás la presión que implica es lo que le hace ser única y diferente. Porque para un portero, el error equivale a castigo firme.

Lo cierto es que el portero asturiano ya llevaba entrenando toda la temporada con el primer equipo y estaba considerado como el tercer portero de la plantilla. En todo caso, nunca vislumbraba como una opción real el poder debutar a corto plazo con el CF Reus.

Edgar Badia era el portero titular y probablemente el mejor guardameta del CF Reus en toda su historia. Además, Pol Freixanet, el portero suplente, se trataba de un jugador que la temporada pasada había completado una buena temporada con el Fuenlabrada en 2ªB y que en pretemporada y en el primer partido de la Copa del Rey frente al Osasuna había dejado una actuación para el recuerdo.

Dos muros imposibilitaban el debut de Chechu Grana con el CF Reus. No obstante, el meta asturiano no tenía prisa para ello y trabajaba en silencio con el primer equipo y brillaba jornada tras jornada con el filial. Cuando en los primeros días del año la crisis económica se llevó por delante a Edgar Badia, que rescindió contrato con el conjunto rojinegro y firmó por el Elche, la posibilidad de debutar en Segunda División ya no era tan disparatada.

Sin embargo, Chechu Grana seguía teniendo claro que la figura de Pol Freixanet contaba con un aval importante para el cuerpo técnico. El rendimiento del portero catalán en los entrenamientos y en Copa del Rey había sido intachable. Lo que también tuvo claro el guardameta de Gijón es que jugar con el filial ya no iba a ser posible. Le tocaba ser portero suplente del CF Reus. Es decir, tocaba abandonar los focos de Tercera División y vivir bajo la sombra en Segunda.

Lo que no imaginaba es lo que ocurrió este pasado fin de semana. En el partido ante el Numancia, cuando el partido ya agonizaba en su última jugada, Pol Freixanet sintió un dolor intenso en su rodilla derecha. El árbitro señaló el final y el portero catalán tuvo que abandonar el terreno de juego en camilla.

Xavi Bartolo reconoció en rueda de prensa que la lesión no pintaba bien. El lunes, el conjunto  rojinegro emitía un comunicado oficial en el que informaba que Freixanet sufría un esguince de grado I en el ligamento anterior cruzado de la rodilla derecha. El tiempo estimado de baja iba a rondar el mes. O lo que es lo mismo, el CF Reus se quedaba sin los dos porteros del primer equipo durante al menos los cuatro próximos partidos.

La historia parece sacada de un guión. Y va a culminar su proeza este fin de semana cuando Chechu Grana debute en Segunda División ante Las Palmas. En el CF Reus no dudan. El filial se ha convertido en algo más que un flotador. Representan el orgullo y el trabajo de un club que no pierde la dignidad ni agonizando.

Temas

Comentarios

Lea También