Más de Deportes

Deportes Gran futuro

Cheyenne Brito, el talento precoz del Taekwondo Alfaro de Amposta

La joven ganó el Campionat de Catalunya Sénior Absoluto, a pesar de ser júnior de primer año

V. Maigí

Whatsapp
Cheyenne Brito durante la disputa de un combate. Foto: cedida

Cheyenne Brito durante la disputa de un combate. Foto: cedida

Cheyenne Brito Rico (Vinaròs, 15 años), componente del TKD Alfaro de Amposta, demostró su talento precoz, puesto que siendo júnior de primer año (-55 kilos) se impuso en el Campionat de Catalunya Sénior Absoluto realizado en Barcelona. Ella misma explica que «competí con rivales mayores que yo y tuve que ganar tres combates, dos de ellos con bastante superioridad en la puntuación». 

Este gran éxito ha hecho que la joven se sienta «contenta y orgullosa de mi trabajo, porque he estado entrenado muchas horas para poder ganar. Tengo que agradecer el apoyo de mis padres, del maestro ‘Seve’ y de mis compañeros. Ellos son los que me ayudan día a día a mejorar como competidora y como persona. Aunque sea un deporte individual, sin ellos no hubiera llegado aquí». 

Detrás de una gran victoria hay mucho sacrificio, como apunta Cheyenne: «todos los días son muy duros porque a parte de ir al instituto, de estudiar y hacer deberes, me desplazo a 30 kilómetros para entrenar. Los lunes, miércoles jueves y viernes me preparo en el gimnasio trabajando fuerza y resistencia, combates, táctica, técnica, estiramientos, combinaciones... (aproximadamente unas dos horas diarias). El martes me desplazo al CAR de Sant Cugat con algunos de mis compañeros del TKD Alfaro para entrenar (sobre dos horas) con otros taekwondistas de la Selecció Catalana tácticas y combates». La componente del TKD Alfaro de Amposta sigue diciendo que «además, cuando me quedo en casa, entreno con mi padre; vamos a la pista de atletismo y corremos, hacemos ejercicios funcionales, específico, táctica y destreza. Mi maestro es ‘Seve’ y mi padre es monitor y compañero. Estoy muy orgullosa de él». 

Todo este sacrificio tuvo su premio con el triunfo en el Catalán Sénior Absoluto y la tercera posición en el Estatal Internacional. Con todo, Cheyenne explica que «está siendo complicado ya que es el primer año de júnior y por mi peso me encuentro a oponentes de último año con más experiencia y táctica, por eso no me puedo quejar de los resultados que he logrado». 

Por delante le quedan citas tan importantes como el Campeonato de Europa por clubes que se celebrará el 6 de diciembre en Marina d’Or y el Campionat de Catalunya Júnior Absoluto del 16 de diciembre. De cara al 2019, espera viajar a los G1 de Holanda, Alemania, Gracia, Francia...y participar en el Estatal Júnior: «mi reto será llegar a lo más alto del podio», asegura.

Cheyenne espera seguir demostrando su calidad como lo ha hecho a lo largo de su trayectoria, que tuvo un inicio curioso: «con seis años practiqué diferentes deportes, entre ellos natación. Un día, mi madre me llevó a recoger a mi padre que estaba en un gimnasio practicando Kick Boxing. Cuando llegué a casa le dije a mi padre que yo quería practicarlo también, y él me contestó que si quería hacer un deporte de contacto, buscaría uno que se adaptara a mi edad. Así empecé en el taekwondo». La joven sigue diciendo que «con ocho año comencé a competir en los Campionats de Catalunya y con nueve convencí a mi padre de que se apuntara al taekwondo conmigo, ya que él me entrenaba en casa y me aconsejaba». 

Los progenitores de Cheyenne le enseñaron «a no rendirme y luchar. Mi próximo reto es intentar conseguir el Estatal Júnior para poder acudir al Europeo y al Mundial. Mi otro gran sueño es ir a unos Juegos Olímpicos». 

La del TKD Alfaro compagina el deporte con los estudios de tercero de ESO: «en el futuro quiero formarme en abogacía, pero también me gusta el kiromasaje y la enseñanza en el deporte». 

Sus familias’
Cheyenne explica que sus «pilares» son su familia (padre, madre y hermano), y los que forman el TKD Alfaro, además de todos los componentes de la Selecció Catalana.

Temas

Comentarios

Lea También