Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Comprometidos con la salvación

El Nàstic presenta a sus cuatro primeras incorporaciones invernales: Barreiro, Luismi, Achille Emaná y Bruno Perone

Jaume Aparicio López

Whatsapp
Los cuatro refuerzos de invierno Luismi, Bruno Perone, Achille Emaná y Manu Barreiro junto con el presidente Josep Maria Andreu. Foto: lluís milián

Los cuatro refuerzos de invierno Luismi, Bruno Perone, Achille Emaná y Manu Barreiro junto con el presidente Josep Maria Andreu. Foto: lluís milián

La primera remesa de refuerzos invernales pasó ayer revista ante la prensa en la sala de prensa del Nou Estadi, después de haber debutado todos ellos en el primer partido del 2017 ante el Tenerife. Achille Emaná, Manu Barreiro, Luismi y Bruno Perone desplegaron su compromiso y esperanza por la permanencia del Nàstic en Segunda.

El primero en aparecer fue el hijo pródigo, Achille Emaná que regresa a Tarragona tras una experiencia frustrada en Japón. El camerunés expresó esa sensación que había quedado en la hinchada de que su marcha fue equivocada. «Si pudiera dar marcha atrás no me hubiera ido», reconoció un Emaná que quiere olvidar ese mal trago en el extremo oriente.

El de Yaundé regresa a Tarragona contento de «volver a casa» y dispuesto a «pelear, no bajar los brazos y darlo todo para lograr el objetivo». Físicamente todavía le falta. «Estoy al 70-80%», admitió convencido de que «con Juan Merino seguro conseguiré mi máximo nivel». Achille conoce bien al nuevo entrenador del Nàstic de su etapa en el Betis.

El cambio de equipo Manu Barreiro ha sido deslumbrante. Ha dejado el Alavés de Primera por el Nàstic, colista de Segunda. Una decisión que radica en el cariño dispensado por el Nàstic. «Quiero ser querido y valorado y el club me lo ha demostrado a través de Emilio (Viqueira) y Sergio (Tejera, con el que coincidió en el Alavés)».

Ha estado visto los últimos partidos del Nàstic y por plantilla y juego cree que «la posición es circunstancial. Son dinámicas. Hay equipo para salir de abajo».

Luismi agradeció a la plantilla por el trato acogedor que le ha dispensado. El andaluz reforzó el mensaje optimista de sus compañeros respecto a la permanencia.

En un destacado castellano, Bruno Perone explicó la incertidumbre que vivió durante los días que pasó entrenando a prueba. El italo-brasileño convenció a Vicente Moreno, pero la salida del técnico valenciano, que le pilló ya de vacaciones, le obligó a convencer al nuevo entrenador. También superó el examen de Juan Merino y no solo eso sino que le dio la titularidad. «Me sorprendió un poco, pero uno trabaja para jugar».

Emilio Viqueira no descartó nuevos fichajes. De hecho, se busca un jugador de banda izquierda para reforzar al equipo. En cuanto a las salidas se está cerrando todo los trámites administrativos de la rescisión de Boiro mientras que a Zahibo se le busca equipo.

Temas

  • DEPORTES

Lea También