Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Con pocas balas en la recámara

El Reus recibe este domingo al mediodía (12h) al Hércules, un rival directo en la lucha por el play off, en una de las últimas oportunidades del cuadro rojinegro para engancharse al cuarto puesto de la tabla
Whatsapp
El jugador rojinegro Álex Colorado conduce el cuero en el duelo de hace dos jornadas en casa ante el Badalona. Foto: Alba Mariné

El jugador rojinegro Álex Colorado conduce el cuero en el duelo de hace dos jornadas en casa ante el Badalona. Foto: Alba Mariné

Las gestas suceden ante rivales de renombre. También la de entrar al play off para subir a Segunda A. El contrincante de hoy (12h) en el Municipal de la capital del Baix Camp es el Hércules. Descendido de la categoría de plata el curso pasado, el cuadro alicantino era uno de los favoritos para estar entre los primeros del grupo en pretemporada, y lo sigue siendo a día de hoy, a tan sólo cinco partidos para cerrar la campaña. El Reus también aspiraba a meterse en la pomada. Sigue con opciones, pero tras la derrota de la semana pasada, el duelo de este mediodía adquiere una importancia vital de cara a mantener la esperanza de acabar entre los elegidos para aspirar al ascenso.

El conjunto rojinegro cayó el domingo pasado en Son Malferit, el campo del Atlético Baleares por (1-0). Se le escapó la oportunidad de colocarse a tan sólo un punto del Lleida (55), cuarto clasificado con el que todavía tiene que disputar el choque de la segunda vuelta. El equipo reusense sigue quinto de la general con 51 puntos y mientras sus números a domicilio son pocos halagüeños, en el Estadi Municipal de 16 partidos ha ganado en once ocasiones, ha empatado tres y sólo ha perdido dos.

La única baja entre los pupilos de Natxo González es el lateral izquierdo Ñoño. Edgar Hernández ha sido duda durante la semana pero se ha recuperado de sus problemas en el pubis y puede entrar en la punta del once. Hasta ocho jugadores rojinegros –Ramon Folch, Marín, Semedo, Moyano, Edgar Hernández, Rico, Vitor y Delgado– deberán ir con cuidado ya que se encuentran apercibidos de sanción de cara a este tramo decisivo de la temporada.

El Hércules, tercero de la general con 56 puntos, encara el envite con la tranquilidad de saber que, sea cual sea el resultado, va a seguir dependiendo de sí mismo para acabar entre los cuatro de cabeza. El cuadro alicantino vive un gran momento de forma, en el que está cosechando grandes resultados:ha ganado cinco de sus últimos seis duelos, tres de ellos a domicilio.

El técnico del Hércules, Manolo Herrero, sufre las bajas de Rafita y Atienza en la línea defensiva. El primero sufrió una rotura fibrilar en el bíceps femoral derecho ante el Olot el domingo del que todavía no se ha recuperado, mientras que el segundo debe cumplir un partido de sanción por acumulación de cartulinas amarillas. También es baja por lesión en la media Adrià Granell.

Una victoria del Reus reduciría las distancias con el Hércules a tan sólo dos puntos y agitaría la frontera del play off, mientras que una derrota rojinegra dejaría al conjunto alicantino ocho puntos por encima y apenas restarían doce por disputarse.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También