Más de Deportes

Deportes historias tras el balón

Confiar en los de casa

El Club Deportivo La Floresta compite ahora en el Torneo de Segunda Catalana con un equipo formado en parte por jugadores llegados del juvenil

GERARD VIRGILI

Whatsapp
Los jugadores de la Floresta posan antes de un partido esta temporada. FOTO: CEDIDA

Los jugadores de la Floresta posan antes de un partido esta temporada. FOTO: CEDIDA

La llegada de la pandemia coincidió con el mejor momento del CD La Floresta, que reinaba en Tercera Catalana y que, como claro líder en la clasificación, ascendió directamente cuando la competición se clausuró antes de tiempo.

Desde entonces, el combinado tarraconense contó con las bajas de varios veteranos que obligaron a cambiar ligeramente la plantilla.Luis Álvarez, director deportivo y entrenador del primer equipo desde este año, explica que se confió en las categorías inferiores de la propia entidad: «Hemos confiado en el juvenil, y cuando se fueron siete jugadores este verano, las incorporaciones vinieron de los juveniles de tercer año, después de que ascendieran desde Preferente a Nacional».

El proyecto, que arrancaba con motivación y frescura, apenas tuvo tiempo de arrancar. Los dos primeros encuentros de liga, los que se pudieron disputar antes de que se suspendiera la competición en Segunda Catalana, contaron con buenas sensaciones para los de la Floresta pese a que los resultados fueran un empate y una derrota. Un bagaje correcto para un recién ascendido.

Tal como explica Luís Álvarez, el equipo había añadido juventud al proyecto, por lo que esta debía ser una temporada de aprendizaje: «Era un año para coger experiencia, porque ahora tenemos una plantilla muy joven, y muchos de ellos vienen directamente del juvenil», explica el técnico. «Queríamos competir, pero principalmente poder consolidarnos en Segunda Catalana y conseguir la permanencia».

Especialmente teniendo en cuenta la juventud de esta plantilla, fue un duro golpe tener que clausurar la temporada con solo dos jornadas para probarse ante otros combinados de la categoría: «Que todo se suspendiera tan pronto no sentó nada bien en el equipo, como supongo que tampoco sentó bien en ningún otro equipo», asegura Luís Álvarez. «Nuestros jugadores tenían ganas de jugar y de competir, por eso tan pronto como se levantaron algunas de las restricciones comenzamos a entrenar. Cuando ha habido cierre comarcal nos ha sido más complicado, porque tenemos jugadores que vienen de Reus, de la zona del Gaià o del Hospitalet, por lo que no nos ha sido posible, pero cuando hemos podido nos hemos intentado preparar lo mejor posible».

Un torneo para madurar

Ahora el combinado tarraconense ha iniciado sus andanzas en el Torneo de Segunda Catalana, que supone una oportunidad para seguir jugando para aquellos equipos que, habiéndose suspendido la categoría hasta la temporada que viene, han decidido no esperar tanto y optar por mantener la forma y el ritmo.

Para Luís Álvarez, a falta de competición al uso, es una alternativa para volver al ruedo: «Tenemos que aprovechar estos partidos del torneo para coger experiencia. Era un año con un poco de incertidumbre, porque los jugadores más veteranos se fueron al final del año pasado, pero incorporamos a jugadores que vienen de jugar con muchas ganas en categorías muy competitivas, y al final nuestras sensaciones están siendo buenas».

El CD La Floresta será el año que viene, de nuevo, un recién llegado a Segunda Catalana, pues solamente contó con dos partidos para coger rodaje y entrar en la dinámica competitiva. De esta manera, no son muy distintos los objetivos del año que viene en comparación con los que el club tenía para el actual. Luís Álvarez cuenta que la entidad apostará de nuevo por tratar de afianzarse en esta división. También asegura que no se descarta que el club busque nuevas metas a largo plazo: «Nos gustaría conseguir más experiencia en la categoría, formar un buen proyecto con jugadores de la casa y concentrarnos en permanecer aquí. Y de cara al futuro, en unos tres años, intentar algo diferente y proponernos algo más ambicioso».

Temas

Comentarios

Lea También