Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Deportes HOCKEY

Costa y Rubio, en el universo Bertolucci

El defensa reusense y el delantero de Amposta son capitales en el equipo italiano, que sorprendió al Mortiz Vendrell en la primera eliminatoria de la CERS. Conviven con Alessandro y Mirko, dos románticos del hockey transalpino

Marc Libiano Pijoan

Whatsapp
El delantero de Amposta Xavi Costa intenta superar a Jordi Ferrer y Rocasalbas, del Moritz Vendrell. Foto: Pere Ferré

El delantero de Amposta Xavi Costa intenta superar a Jordi Ferrer y Rocasalbas, del Moritz Vendrell. Foto: Pere Ferré

Viareggio es tierra de los Bertolucci, esos hermanos eternos que se resisten a olvidar a su niña bonita, el hockey patines. Son nómadas del deporte, como sus padres Piero y Fortunata. Los mentores de Alessandro y Mirko se han pasado media vida en una caravana, descubriendo rincones insospechados del mundo. El apellido Bertolucci se encuentra instalado en la vitrina lujosa de la última generación de leyenda en Italia. Desde esa cosecha, que compartieron con los Michielon, Mariotti y compañía, el hockey transalpino ha sufrido un vacío terrible. Por eso, Alex y Mirko se han comprometido con las inferiores para educar futuras estrellas. Desde hace seis años dirigen la cantera del Viareggio. Controlan el talento del club.

En PalaBarsacchi, uno de esos lugares con embrujo y tradición, ha recibido con abrazo de compadre al delantero de Amposta, Xavi Costa, y al defensor reusense Xavi Rubio. Los dos no han escapado de la pasión desmesurada por el juego que se vive en Viareggio, esa ciudad costera de la Toscana, vecina de Forte dei Marmi. En los quioscos, en los talleres de coches, en la carnicería, se respira hockey.

Rubio y Costa comparten un pasado semejante. Han saboreado el profesionalismo de los equipos grandes de la OK Liga. Convivieron en el vestuario del Reus. Costa también conoció a fondo las entrañas del Palau Blaugrana. En Viareggio, la cultura de club se aparta de los excesos. En Italia predominan las entidades familiares, cercanas a los jugadores. No existe la filosofía de dos horas de trabajo y a casa. Hasta el punto que los dos protagonistas provinciales se han involucrado en el proyecto de hockey base de los Bertolucci. Son técnicos en los ratos de ocio.

En la pista ofrecen una hoja de servicios reconocible. Rubio domina el oficio de la intendencia. Defensor solvente, equilibrado en el juego, con capacidades técnicas para ser influyente en ataque. Un jugador en plena época de progreso. Costa anda más consolidado. Especialista de los espacios cortos, interior que nunca olvida los regresos. Quisquilloso, insoportable para los rivales. Los dos han sumado seis goles en las últimas tres fechas. Costa fue determinante en el cruce ante el Moritz Vendrell, de la CERS. Tres dianas en la vuelta del pasado sábado facilitaron la clasificación del Viareggio. Aspirante indiscutible al título.

Alessandro Bertolucci, el jefe de la escuadra, inició el trabajo emocional justo al final del partido de ida, que había finalizado con un 3-3 misterioso. Convenció a sus chicos de que ese resultado era agradable para la vuelta entre el mar de dudas que asolaba a sus jugadores. El tiempo acabó por darle la razón. A él y a Costa y Rubio, dos aventureros que se han sumado al universo Bertolucci.

 

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También