Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Cristian Ravar compite con la Universidad de Arkansas

El componente de la Unió Atlètica Montsià, especialista en martillo, está becado y estudia en el mismo centro, desde hace tres años.

V. Maigí

Whatsapp
En la imagen Cristian Ravar disputando una competición de lanzamiento de martillo. Foto: cedida

En la imagen Cristian Ravar disputando una competición de lanzamiento de martillo. Foto: cedida

Cristian Ravar Ladislau, de 21 años, nació en Rumanía, en Brasov, pero a muy temprana edad se trasladó a España junto a sus padres. Empezó practicando natación desde pequeño, y luego decidió que quería probar otro deporte. Fue entonces cuando se fijó en el atletismo y empezó a compaginar ambas disciplinas, hasta que se decidió por esta última. Primero estuvo en la Unió Atlética Montsià (su actual club) y después, coincidiendo con su entrada en el Centre de Tecnificació de Amposta, pasó a l’Agrupació Atlètica de Catalunya.

Mucho tiempo fuera

Cristian, especialista en lanzamiento de martillo que también practica peso y disco, se marchó a los Estados Unidos en octubre de 2014. En la actualidad, está en el estado de Arkansas, en Jonesboro (a una hora de distancia de Memphis), Tennessee. Jonesboro es una ciudad extensa, pero un gran porcentaje de los habitantes son estudiantes de la universidad.

Antes de todo esto, y echando la vista atrás, Cristian recuerda que «la entrenadora de la Universidad Estatal de Misisipi contactó conmigo por si me interesaba estudiar y entrenar allí, y yo acepté, pero surgió un problema con el porcentaje de beca que me proporcionaban, y por esta razón tuve que buscar otra universidad que me diera una beca completa. La misma preparadora me ayudó a encontrar la opción de la Universidad Estatal de Arkansas, con la que compito en la Division I de la NCAA, la máxima». Allí, Cristian está cursando su tercer año universitario y en mayo de 2018 tiene previsto graduarse en Kinesiología y ciencias del ejercicio y el deporte: «una vez termine la universidad, volveré a España y espero encontrar trabajo y seguir entrenando».

En la actualidad, el preparador del joven en los Estados Unidos es Matthew Kraft, responsable de lanzamientos: «me siento muy bien con mis compañeros de entrenamiento y también con los otros atletas del equipo de atletismo».

A pesar de estar lejos, Cristian pertenece a la Unió Atlètica Montsià, puesto que cuando se marchó a los Estados Unidos tuvo que cambiarse de entidad, ya que no podía asistir a los campeonatos de clubes representando a l’Agrupació Atlètica de Catalunya. Durante su estancia en suelo americano, sigue en contacto con Pau Cecilia, entrenador de la entidad ebrense y del Centre de Tecnificació d’Amposta, donde es el responsable de los programas de tecnificación de la Federació Catalana. Cristian le mantiene al corriente de los resultados conseguidos, pero realiza toda la preparación que le marca el entrenador de la Universidad. No obstante, «siempre que vuelvo a casa por Navidad o en verano, Pau Cecilia es quien me entrena, aunque sigo el programa de pesas que me mandan en América».

Recientemente, Cristian ha empezado la actividad en pista cubierta, y en la competición de la Universidad de Kentucky logró alcanzar los 20.05 metros (su mejor marca personal) con el martillo corto de 16 kilos, registro que le ubica entres los 24 mejores lanzadores universitarios americanos. Para la temporada al aire libre, el joven tiene claros sus retos: «son ambiciosos con el martillo. Quiero mejorar mi marca para poder participar en los campeonatos internacionales que se disputarán este verano».

Por su parte, Pau Cecilia explica al respecto que «Cristian luchara para estar en las finales de la NCAA Division I tanto en indoor como en outdorr en martillo pesado y martillo, respectivamente, y una vez vuelva a casa, intentará estar en el podio catalán y nacional promesa en martillo y en categoría absoluta lograr medalla catalana y final estatal». El objetivo más ambicioso será intentar la marca mínima para estar en el Europeo de este verano.

Cristian confía en poder seguir en la línea del año pasado cuando fue tercero de España promesa en martillo y peso, disciplinas que siempre ha compaginado en Catalunya/España. Para que todo vaya como espera, el ebrense entrena una media de tres o cuatro horas diarias, aunque el tiempo puede variar. Durante una hora y media o dos «me dedico a entrenar la técnica y realizar los lanzamientos, y después tengo gimnasio, donde trabajamos con pesas y dependiendo de los ejercicios que tenga que hacer, puedo estar entre una y dos horas hasta terminar».

Ámbito personal

Lógicamente, no estar con los suyos hace que Cristian explique que «es bastante duro estar lejos de la familia, la novia y los amigos. Al principio no fue tan difícil, porque era todo nuevo y por descubrir, pero a la larga siempre echas en falta estar en casa. A pesar de todo, estoy viviendo una gran experiencia que no podía rechazar y estoy aprendiendo cosas importantes que me ayudarán en mi vida». Cristian sigue diciendo que «utilizo el WhatsApp y el Skype para comunicarme con todos ellos».

Cristian está plenamente adaptado a los Estados Unidos: “después del primer año universitario ya me adapté del todo, ya que tuve tiempo de hacer más amigos y mejorar mi inglés». El joven confiesa que «lo que más me gusta de aquí es la amabilidad de la gente y lo abiertas que son las personas. Por contra, lo que menos me agrada es la comida, a pesar de que las hamburguesas son las mejores que nunca he probado. En general los americanos no comen saludable y tienes más problemas de salud».

En todo este tiempo en los Estados Unidos, ha vivido una gran cantidad de anécdotas: «mucha gente no va bien en geografía y al principio, cuando les decía que venía de España, me situaban en América del Sur». El de las Terres de l’Ebre sigue apuntando que «me decían que hablaba castellano, y que ellos sitúan a los que hablan esta lengua en México. Ante esto, les tuve que dar explicaciones».

 

Temas

  • DEPORTES

Lea También