Más de Deportes

'Da rabia dejar escapar tantas oportunidades'

Entrevista a Luis Miguel Sánchez 'Luismi', centrocampista del Nàstic

Jaume Aparicio López

Whatsapp
El centrocampista del Nàstic Luismi ayer en el Nou Estadi. FOTO: PERE FERRÉ

El centrocampista del Nàstic Luismi ayer en el Nou Estadi. FOTO: PERE FERRÉ

Luis Miguel Sánchez ‘Luismi’ (24 años, Jerez de la Frontera) llegó a Tarragona en enero. Le bastaron dos partidos para convencer de la idoneidad de su fichaje. Uno de esos futbolistas desatascadores y fieles tácticamente que todo entrenador quiere en sus filas. Un profesional humilde con ganas de triunfar.


- Desde que llegó al Nàstic ha disputado todos los partidos como titular. Convenció rápido a Juan Merino. - Era la idea. Buscar una salida para intentar disfrutar de minutos y tener más oportunidades. Hasta ahora intento aprovecharlas.

- A la afición también te la has ganado. Parece difícil entender un once sin Luismi. - Intento hacer lo que me pide el ‘ míster’. Me están saliendo las cosas más o menos bien y el equipo está dando la cara. Estoy contento.

- ¿Te consideras un jugador de carácter? - Mi fútbol es imprimirle carácter e intensidad al equipo. Trato de dar equilibrio y fuerza. Creo que en todos los equipos tiene que haber alguien que dé ese paso adelante. Aquí hay más de uno y por eso vamos a más. Cada jugador asume su rol y se están dando pasos, pequeños, pero vamos andando.

- Al finalizar todos los partidos insistes mucho en que todos los jugadores aplaudan a la afición, sea cual sea el resultado. - La afición es muy importante. Da ese empujoncito que nos falta. Hay que agradecerle, porque a pesar de la situación complicada en la que estamos, la gente nos sigue apoyando. Se merece el reconocimiento de todo el equipo.

- Dicen que transmites fuerza a tus compañeros. En el Sevilla Atlético, David Carmona, siempre te tocaba antes de saltar al campo. - Sí, que es verdad (ríe). Recuerdo que antes de los partidos, él no me decía nada, pero venía y me cogía la cabeza con las dos manos, ya con el casco. Lo hizo en varias ocasiones hasta que le pregunté: «¿Y esto por qué?». «Porque me transmites fuerzas». Me reía mucho.

- Una pregunta que nos hacemos muchos en Tarragona. ¿Cómo no tenías sitio en el Valladolid? - Llegué con la misma ilusión que aquí. Poco a poco me fue quedando apartado del equipo. A Pacho Herrera le gustaba más un jugador como André Leao. Yo entrenaba día a día para ser titular, le pedía explicaciones para intentar mejorar, pero seguía sin ponerme. Hasta que opté por salir. No tuve dudas.

- ¿Cómo llevó esa falta de minutos? - Fue complicado. Era la primera vez que salía de Sevilla y me vi solo con mi novia en una situación en la que las cosas no salían como esperaba. Tuve que apoyarme mucho en la familia desde la distancia. Aquí, todo es diferente. Juego y tanto yo como mi familia estamos muy contentos.

- Venías de un año complicado en el Sevilla. Con ficha ya del primer equipo pero sin oportunidades. - Jugué la Copa del Rey, entré en alguna convocatoria y poco más. Pero allí era diferente. Conoces a toda la gente del club y tienes la familia cerca.

- Vivió de dentro la consecución de la quinta Europa League del Sevilla FC. - No participé sobre el campo pero traté de aportar todo lo que pude fuera, para hacer grupo que también es importante. Disfruté y aprendí mucho de grandes jugadores de primer nivel.

- Le asignaron el número 16, el de Antonio Puerta. ¿Qué representa eso para un canterano como tú? - Es un dorsal muy importante para el Sevilla FC. Es cumplir el sueño de tu vida. Ver cómo todos los esfuerzos de tantos años merecieron la pena. Luego, vas viendo que no juegas y tomas la decisión de marcharte. Es preferible irte para jugar que quedarte y no disfrutar del fútbol que es lo que queremos. No me importa moverme cada seis meses. Lo que quiero es jugar.

- En las grandes escuelas formativas de España, ya sea la del Sevilla, del Barça, Madrid, Villarreal, etc. se tiende a catalogar a jóvenes futbolistas como la ‘perla de la cantera’. Este fue tu caso en Nervió. ¿Cómo se gestiona? - Hay jugadores que le pesan y otros, como es mi caso, prefiere no escuchar este tipo de cosas. Prefiero centrarme y demostrarlo en el campo.

- ¿Cómo afectó a tu carrera la lesión craneal que le obligó a entrar en quirófano de urgencia y por la que utiliza la chichonera? - Estaba en un buen momento. Apuntaba y destacaba, según se decía y aquello me paró. Estuve casi un año parado. Pero también me hizo mucho más fuerte y ver las cosas de otra manera.

- Su carrera de futbolista le ha obligado a persistir. Parece una carrera de resistencia. - En la vida hay que ser constante y fijarse una meta. La mía la tengo clara, seguir disfrutando del fútbol profesional, por muchos años.

- Su cesión llega a junio. ¿Qué recuerdo le gustaría dejar en Tarragona? - Más que a yo personalmente, me gustaría que se recordara a todo el equipo, como un grupo que logró el objetivo de mantener al Nàstic en Segunda.

- Cada vez es más difícil... - Da rabia dejar escapar tantas oportunidades. Lo hace más complicado. Pero estamos haciendo las cosas bien y tarde o temprano saldrán los resultados.

- ¿Haces números para la salvación? - Prefiero no hacerlos porque sí que es verdad que la Segunda es muy complicada. Solo pienso en los tres puntos del Numancia que vamos a conseguirlos sí o sí.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También