Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Dani Ojeda, de la Pobla a Segunda

El futbolista que militó la primera vuelta del curso pasado en el filial grana salió en invierno al Lorca donde logró el ascenso a la categoría de plata

Whatsapp
Ojeda en un partido de pretemporada con el Lorca. Foto: Twitter

Ojeda en un partido de pretemporada con el Lorca. Foto: Twitter

Dani Ojeda tuvo un paso efímero por la Pobla el curso pasado. Sus actuaciones en el filial grana se arroparon en la brillantez. Desde la mediapunta dinamitó la Tercera División. En los 19 partidos que disputó bajo las órdenes Martín Posse, el futbolista de Las Palmas de Gran Canaria acumuló cuatro goles.

Pese a algunas pequeñas lesiones, aquella magnifica primera vuelta con el conjunto pobletense terminó abriéndole las puertas de la categoría de bronce. Emilio Viqueira vio su potencial en el filial del Betis y lo convenció para recalar en la Pobla. Sin embargo, tras seis meses, el Nàstic no pudo retener a un futbolista que esperaba una oportunidad con el primer equipo que no acabó llegando. El Lorca apostó fuerte por él y se hizo con los servicios de un futbolista con un presente convincente y un futuro soñador.

Ojeda no tuvo problemas para adaptarse al salto de categoría. La Segunda División B no le amedrentó. De hecho, mejoró sus registros de manera notable. En los trece partidos que disputó en el Grupo IV anotó cuatro goles. Es decir, necesitó seis partidos menos para igualar los tantos logrados con la Pobla. Sus actuaciones en la liga regular le permitieron hacerse con un sitio en el once inicial de cara a los play off de ascenso a Segunda División.

Finalmente, el Lorca logró el ascenso después de superar al Albacete en la final por el ascenso. El conjunto murciano hizo bueno el empate a uno logrado en la ida en el Carlos Belmonte y selló el ascenso con el cero a cero logrado en la vuelta. Ojeda estaba viviendo un ejercicio de ensueño. El año 2017 prometía sonrisas.

Con el ascenso, el Lorca apostó por la figura de Curro Torres para el banquillo. Un técnico que había deleitado a la Segunda División B con el Valencia Mestalla. De hecho, se quedó a las puertas del ascenso frente al Albacete, precisamente el rival con el que certificaron el ascenso los murcianos.

Pese al cambio de entrenador y de categoría, Dani Ojeda sigue en una clara progresión ascendente. Ya no goza de la etiqueta de imprescindible, pero sí que está acumulando muchos minutos de juego. De hecho, comenzó la temporada como un fijo en los onces del conjunto murciano, siendo titular en siete de las primeras nueve jornadas de Liga. Además, logró su primer tanto como profesional en la quinta jornada frente al Reus.

El futbolista canario ha perdido protagonismo en las últimas jornadas, disputando solo 24 minutos frente al Córdoba en los últimos seis encuentros del Lorca en Liga. La mala racha de resultados ha desencadenado esta nueva tesitura para Ojeda. Sin ir más lejos, el equipo murciano solo ha logrado cinco de los últimos 24 puntos en juego.

Dani Ojeda ansía rascar minutos en la visita del Lorca este sábado al Nou Estadi. Busca reivindicarse de doble manera. Primero, busca volver a recuperar la titularidad perdida en el Lorca. Y segundo, quiere enseñar sus armas en un feudo que no pudo disfrutar de su fútbol cuando parecía predestinado a ello.

Eugeni no viaja

Eugeni Valderrama es el otro futbolista del Lorca que pasó por la cantera del Nàstic. A diferencia de Ojeda, el centrocampista cedido por el Valencia por no podrá regresar al Nou Estadi debido a una lesión muscular sufrida frente al Granada a principios de noviembre que le tendrá en el dique seco durante dos meses.

Temas

Comentarios

Lea También