Más de Deportes

Dani Segovia, de descarte a elegido

Fútbol. El Barça había prescindido de sus servicios como técnico del benjamín A, aunque en dos semanas la nueva coordinación lo recuperó y seguirá

Marc Libiano

Whatsapp
El técnico azulgrana Dani Segovia.

El técnico azulgrana Dani Segovia.

El fútbol formativo del Barça ha sufrido este verano una especie de metamorfosis en su estructura después de la llegada del nuevo presidente, Joan Laporta. Resulta hasta normal que, con un nuevo mandato presidencial, haya cambios y novedades, también en la Masia, un lugar del que los culés presumen por su capacidad para formar futbolistas de calidad, muy del estilo Barça. Entre los descartes iniciales se encontraba el técnico reusense del benjamín A, Dani Segovia (29 años). Los dirigentes de las categorías inferiores le comunicaron que no contaban con él para el próximo proyecto y Segovia incluso se despidió de la entidad a través de un comunicado en redes sociales. 

El entrenador había mantenido alguna diferencia de criterio con la antigua dirección de fútbol siete y eso le pudo penalizar a la hora de renovar su contrato. Lo cierto es que en pocos días, la situación del reusense cambió por completo. El ingreso en el fútbol base azulgrana de la nueva coordinación en categorías inferiores provocó un cambio de rumbo en las intenciones culés con respecto a su figura. 
El contacto con Segovia se produjo dos semanas después para pedirle el regreso al club y el técnico aceptó la nueva propuesta del club. Habían pasado pocos días del despido y el Barça acudió de nuevo a los conocimientos de Dani Segovia, que finalmente seguirá ligado a la Masia una temporada más. Dirigirá otra vez al Benjamín A.

El educador cumple siete temporadas en el Barça, se ha ganado un respeto dentro de la institución donde inauguró una etapa con apenas 20 años y después de una formación interesante en el CF Reus. Dispone de capacidad para adaptarse a los nuevos tiempos, devora fútbol constantemente y se adapta a una filosofía de juego tan especial como la del Barça. Más allá de sus capacidades técnicas, Segovia desarrolla una faceta educativa incuestionable en chicos que empiezan a soñar en clave estrella.

Otras propuestas
Justo cuando el Barça había prescindido inicialmente de sus servicios, Segovia empezó a observar posibilidades para seguir con su etapa de educador en categorías inferiores. Prácticamente, a nivel provincial, contó con todas las opciones para vincularse en cualquier proyecto. También le surgieron opciones de otros clubs a nivel nacional. Finalmente ha decidido permanecer en el Barcelona, consciente de que sus posibilidades van a mejorar.

Dani Segovia no vive de forma profesional de esa faceta como entrenador. Compagina esa pasión con su rutina laboral como comercial de aceite en una empresa de Riudoms (H.Mallafré), donde mantiene una excelente relación con su jefe, que le ha ofrecido ventajas a la hora de poder desplazarse a Barcelona y ejercer esapasión relacionada con el fútbol. Todavía reside en Reus y viaja en coche a la Ciudad Deportiva azulgrana los días de entrenamiento y partido. Al principio lo hacía en el taxi que el club facilita, tanto a jóvenes jugadores repartidos por Catalunya como a sus entrenadores.

Ahora mismo, Dani Segovia es el único representante provincial en la nómina de entrenadores que el Barça ha diseñado para su Masia. Tras la salida del cambrilense Franc Artiga a los Emiratos Árabes, el reusense se ha quedado sin compañeros de viaje de la misma zona. Eso sí, en el primer equipo femenino ejerce Rafel Navarro (Gandesa) como asistente. Y en el Barça B, el extécnico del juvenil A del Nàstic, Felip Ortiz, se ha convertido en el segundo de Sergi Barjuán. En el juvenil A azulgrana imparte su conocimiento como preparador físico Andrés, de Sant Pere i Sant Pau.

Jugadores como Jaume Jardí, Pau Russo, Iker Goujón, Lluís Recasens o Marc Alegre conocen a la perfección el método de Dani Segovia, un entrenador de fuertes convicciones, que en el Barça ha pasado de descarte a elegido en dos semanas.

Temas

Comentarios

Lea También