Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Deportes

De Torre del Mar a Copenhague pasando por Altafulla

Los mellizos Montoro salieron de la localidad malagueña el  20 de julio con el objetivo de estar en el Ironman Copenhague 

Juanfran Moreno

Whatsapp
Los dos gemelos Montoro posan en el paseo marítimo de Altafulla. Foto: Lluís Millán.

Los dos gemelos Montoro posan en el paseo marítimo de Altafulla. Foto: Lluís Millán.

Altafulla recibió ayer la visita de dos héroes anónimos que están intentando completar un auténtico hito a nivel deportivo. 

El pasado 20 de julio partieron desde la localidad malagueña de Torre del Mar a Copenhague en bicicleta para recorrer 3400 kilómetros y disputar un exigente Ironman en la capital danesa el próximo 20 de agosto.

Ayer, pararon en la villa marinera para descansar y emprender posteriormente su viaje a Copenhague. «Está saliendo todo muy bien, todo como habíamos previsto. Hoy hemos hecho desde Castellón hasta Altafulla y aprovecharemos la tarde para nadar y entrenar por aquí», explció Jorge Montoro. 

La historia de como se fraguó este viaje es impactante y loable a su vez. En el año 2013 se les diagnosticó a ambos un ependimoma en la fosa posterior del cráne, del cual fueron operados de manera exitosa en el año 2014. Sin embargo, en noviembre de 2016 Kiko tuvo que ser nuevamente intervenido, y fue en el hospital, durante la recuperación, cuando se empezó a gestar la idea de este reto muy especial para los dos hermanos.

La distancia del recorrido que están realizando supera los 3.400 kilómetros

Ambos no ocultan que su vínculo es especial, hecho que les permite realizar el camino de manera más amena. «Mi hermano y yo nos entendemos sólo mirándonos. Siempre nos dicen que nos vamos aburrir, pero no nos aburrimos nunca, siempre tenemos tema de conversación», afirma Jorge, uno de los dos hermano Montoro. 

A día de hoy, ya se encuentran en plena aventura y con la ilusión por bandera.  La distancia del recorrido que están realizando supera los 3.400kms. Se trata de un doble reto, combinando el reto cicloturista de 3.400kms y el Ironman (3,8km Natación + 180 kms Ciclismo + 42 kms Carrera en un solo día). Ambos tienen claro que habrá momentos complicados a lo largo del reto. «Las molestias puede ser lo más duro y van a ir apareciendo a lo largo del camino» aseguraron los deportistas. 

La aventura no da tregua y hoy, ambos ya han salido dirección a Badalona en la que será una etapa de recuperación que servirá «para soltar piernas». 

Comentarios

Lea También