Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Deportes

Deportes VOLEIBOL

De la factoría Blume a las puertas de Superliga

Hasta siete jugadores del SPiSP han salido del Centre de Tecnificació Esportiva y ahora están a un paso de la élite del voleibol estatal

Iñaki Delaurens

Whatsapp
De izq. a derecha: Sanllehí, Crespo, Héctor, Valiño, Perdices y Gimeno, falta Bendicho, lesionado. Foto: Lluís Milián

De izq. a derecha: Sanllehí, Crespo, Héctor, Valiño, Perdices y Gimeno, falta Bendicho, lesionado. Foto: Lluís Milián

El CV Sant Pere i Sant Pau está muy cerca de lograr el ascenso a Superliga. Los rojillos han realizado una gran temporada siempre en las primeras posiciones del Grupo B de Superliga 2 gracias un bloque formado en su mayoría por jugadores juveniles. Algunos de ellos además, han salido del Centre de Tecnificació Esportiva en Esplugues de Llobregat, más conocido como la residencia Blume.

Hasta siete jugadores del primer equipo cooperativista se formaron en el centro deportivo: David Sanllehí, Héctor García, David Crespo, Isaac Valiño, Andreu Perdices, Álvaro Gimeno y Álvaro Bendicho. El extécnico del SPiSP, Alberto Toribio, ha sido el mentor y formador de muchos de ellos en la Blume. Por ello, no es de extrañar su rápida adaptación al club y valores rojillos. Así, han sido protagonistas en muchos partidos esta temporada y son fijos en el sexteto de Vlado Stevovski.

En la Blume, los jóvenes compartían algo más que estudios y deporte. También la vida. Lo hacían todo juntos. Se alojaban en su residencia, estudiaban en su instituto Joaquín Blume y entrenaban en su centro deportivo. La mayoría de sus internos, que realizan desde tercero de ESO hasta finalizar el Bachillerato, comparten la idea que entre todos hacen una gran familia.

Preparación profesional

Siguiendo un sistema de preparación deportivo sólo comparable en Catalunya con el CAR de Sant Cugat, las promesas que se forman en la residencia Blume pueden realizar todo tipo de deportes. Entrenan nueve veces por semana y aprenden todos juntos como un equipo. Como el conjunto que algunos de ellos forman en el SPiSP.

David Sanllehí es el mayor de los siete representantes de la Blume en la escuadra tarraconense. Después de salir de la residencia, el receptor de Salou de 25 años ha firmado una gran trayectoria por equipos de Superliga y Francia antes de regresar el verano pasado al club rojillo. Le sigue por edad el libero tarraconense Álvaro Bendicho de 21 años que esta temporada se ha lesionado de gravedad los ligamentos.

Héctor Garcia, colocador de Premià, David Crespo, receptor de Barcelona, y Andreu Perdices, central de Vielha, son del 1998 y su generación fue la primera de la Blume que ganó el Campionat de Catalunya, en dos ocasiones, y el de España.

Los benjamines son Álvaro Gimeno, opuesto de Salou, e Isaac Valiño, central de Tarragona. Con 17 años están en su último año en la residencia que haciendo honor al recuerdo del gimnasta Joaquín Blume transmite valores importantes no sólo para el deporte, sino también para la vida.

Junto al resto de jugadores del SPiSP, muchos formados en las categorías base rojillas, este sábado buscarán un nuevo ascenso a Superliga en la cancha del San Sadurniño. En conjunto todos ellos forman un bloque preparado para el éxito.

Temas

  • DEPORTES

Lea También