Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Dejan Lekic: 'Lo que está haciendo el Reus es increíble'

Dejan Lekic (Kraljevo, 1985) se marchó del Reus en contra de su voluntad forzado por la crisis de las fichas. Una llamada del Cádiz, en el penúltimo día del mercado veraniego, le llevó a la Tacita de Plata, donde ha encontrado su mejor versión después de un arranque de curso con dudas. Su nueva afición ya le conoce como 'El Conde Lekic'.

Marc Libiano

Whatsapp
Diario de Cádiz.

Diario de Cádiz.

Vaya semanita ha completado. Gol ante el Espanyol, en Copa, y ante el Elche, en Liga.
Estoy contento. Me ha costado un poco adaptarme a mi nuevo equipo, pero poco a poco me siento mejor, más apto físicamente. He necesitado un poco de tiempo para entrar en el once, pero los goles han llegado y eso me deja contento, aunque sé que no puedo conformarme.

Justo en la semana antes que le visita el Reus, aparece el mejor Lekic.
No sé si he alcanzado mi mejor nivel, pero es verdad que me siento bien y los dos últimos goles me dan confianza. Ante el Reus espero repetir, pero conozco perfectamente a mis excompañeros. Nos espera un partido muy duro y complicado.

Dejan, ¿cómo fueron aquellos dos últimos días de mercado (30 y 31 de agosto) y su salida del club?
Dos semanas antes, el club nos comunica que había un problema con las inscripciones pero que se iba a solucionar. Yo confié en el club hasta el último instante, pero cuando llegó el día 30 me di cuenta de que la situación era muy difícil y que podía quedarme seis meses sin jugar y yo tengo 32 años y eso no me lo puedo permitir. El 30 por la noche llama el Cádiz, lo hablamos rápido y lo decido. Me fui muy triste y enfadado, porque yo estaba muy a gusto en Reus. Sinceramente fue un día muy duro.

¿Le dolió?
Mucho, porque estaba en un vestuario de calidad humana 10 y nunca pensé en irme, pero cuando suceden estas cosas debes tomar una decisión.

Y llega a Cádiz, un club histórico, con una masa social increíble detrás.
Aquí tienes una calidad de vida muy buena, y la afición es excelente. Muchas veces tira del equipo, sobre todo cuando las cosas no salen bien. Me costó adaptarme, sobre todo a nivel físico, en la ciudad estoy bien incluso me he traído a la familia y eso me ayuda mucho en el día a día.

Ante el Elche rompieron una mala racha. No ganaban desde la primera jornada.
Sí, no hemos empezado bien la temporada. Hemos tenido problemas para encontrar nuestro mejor juego, también lesiones de jugadores importantes. Poco a poco, el equipo se va encontrando y estoy convencido de que saldremos de esta situación.

Necesitarán superar al Reus.
No será sencillo. Compiten muy bien y fuera de casa están haciendo buenos partidos. Nosotros vamos a tener la ayuda de nuestra gente, que seguramente va a llenar el estadio, y eso es un plus cuando saltas al campo.

¿El Cádiz es como uno se lo imagina desde lejos?
Es un club con unas condiciones de trabajo muy buenas. Un gran estadio donde se disfruta mucho jugando y la tradición de su historia es muy importante. La afición te exige pero también es agradecida. Desde que llegué me han tratado muy bien.

¿Esperaba que el Reus, con todos los problemas que tiene, sumara 13 puntos a estas alturas?
Al principio pensé que costaría mucho, pero no es fácil convivir con todos esos problemas. Han demostrado ser unos profesionales increíbles y estoy convencido de que en Cádiz van a volver a competir al máximo nivel.

¿La clave es el vestuario?
Existen pocos vestuarios tan unidos como ese, te lo aseguro. Ganáramos o perdiéramos siempre había una sonrisa de todos. Teníamos claro cuál era nuestro camino. Y sé que siguen así, a pesar de todo. Lo que está haciendo el Reus es increíble.

¿Ha hablado esta semana con algunos excompañeros?
Tengo buenos amigos allí y nos mandamos mensajes de vez en cuando. Nos hacemos muchas bromas porque la alegría siempre marcó a ese equipo.

Temas

Comentarios

Lea También