Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Dejan Lekic, nuevo jugador del Reus

El delantero serbio es un auténtico cazador del área y llega procedente del Mallorca

Juanfran Moreno

Whatsapp
Dejan Lekic es el nuevo delantero rojinegro. Foto: CF Reus Deportiu

Dejan Lekic es el nuevo delantero rojinegro. Foto: CF Reus Deportiu

Casi sobre la bocina, pero el Reus encontró al delantero que tanto había anhelado durante toda la pretemporada. El club cerró la incorporación de Dejan Lékic (Kraljevo, 1995), futbolista que la temporada pasada militó en el Mallorca con el que consiguió siete tantos en los 34 encuentros que disputó.

Sorprende que llegue un futbolista de sus características, puesto que Garai había dejado claro que las intenciones del club eran la de cerrar un delantero con movilidad con capacidad de jugar entre líneas. 

El ariete serbio es todo lo contrario. Se trata de u n nueve puro de área que tiene un portentoso físico (1’93 cm) que le permite ser una auténtica amenaza aérea. Hay que recalcar que es un futbolista con poca mobilidad y al que la temporada pasada se le acusó de no tener la suficiente resistencia física como para poder aguantar un encuentro al completo. 

Sin embargo, la realidad es que Lekic es un delantero que asegura goles. Un ratón de área de esos que no perdonan. Además, cuenta con amplia experiencia en la categoría, puesto que ha disputado 83 partidos en Segunda División y 64 en la Primera División Española, sin duda, unos registros notables y que demuestran que es un futbolista acostumbrado a lidiar en el alto nivel.

Lekic gozó de su primer oportunidad en España con el Osasuna, club que le dio la oportunidad de militar en Primera División y con el que anotó dos goles en 27 partidos en su primera experiencia en la Liga. En la segunda temporada con el Osasuna, y a pesar de disputar ocho partidos menos que el curso anterior, Lekic logró cuatro goles, doblando su registro anterior. 

De Pamplona puso rumbo a la Superliga turca donde sólo estuvo durante una temporada antes de regresar a España de la mano del Sporting de Gijón con el que explotó logrando una cifra espectacular de 12 goles en 34 partidos además de repatir cuatro asistencias. Demostró que en la Segunda División era un delantero referencia. 

Aquella magnífica temporada le valió para firmar por el Eibar, quien le reclutó para su aventura en Primera División. Sin embargo, el serbio no logró ver puerta en los 18 encuentros en total que disputó durante la temporada 2014/2015. 

Ante ese contexto, el Girona se cruzó en su camino para retornarlo a la Segunda División en la que se había convertido en un delantero temible. No logró nunca consolidarse como titular, pero a pesar de ello cerró la temporada con cinco goles en 15 encuentros,d emostrando que su olfato goleador seguía bien despierto.

La temporada pasada fue para el olvido. Llegó con la etiqueta de fichaje estrella al Mallorca, pero su rendimiento distó mucho de lo deseado. A pesar de ello, logró siete tantos, una cifra de lo más respetable y más jugando en un equipo con una inercia totalmente negativa que le llevó a la Segunda División B. Lekic buscará reencontrarse con ese delantero de área que veía puerta con una naturalidad imponente. El Estadi de Reus le espera con los brazos abiertos.  

Temas

Comentarios

Lea También